Chris Rock, al rescate de los premios Oscar

 
EXTRACTO GRATUITO

¿Querían diversidad? Pues aquí la tienen. Algo así deben haber pensado los máximos referentes de la Academia de cine de Hollywood a la hora de elegir a Chris Rock como el conductor de la próxima entrega de los Oscar. Y justo después de las encendidas polémicas que despertaron los premios a principios de este año cuando todos sus nominados principales resultaron blancos y una vez más los más conservadores sectores de la Academia ignoraron a talentos como David Oyelowo y Ava DuVernay, protagonista y directora de Selma: el poder de un sueño. De hecho, los rumores indicaban que ante las quejas de discriminación por parte de todas las minorías que integran la industria del cine, los organizadores de su fiesta más importante le habían ofrecido la conducción a Rock que declinó la oferta que finalmente aceptó Neal Patrick Harris. Pero ahora insistieron y Rock dijo sí. Como ya lo había hecho en 2005 cuando se animó a hacerse cargo del trabajo de más alto perfil de la temporada de premios y también el menos gratificante. Si el conductor de los Oscar hace las cosas bien, se da por sentado que fue un esfuerzo de la producción y que era ni más ni menos lo que le correspondía hacer. Y si le va mal, las críticas son implacables y no se olvidan rápidamente. Lo pueden decir Anne Hathaway y James Franco que, desde que se atrevieron a subirse al escenario del Dolby Theater y fracasaron estrepitosamente, deben lidiar con el casi constante recordatorio de su público y globalizado papelón.

Claro que es probable que a Rock no le importe demasiado lo que se diga de él o que más bien esté acostumbrado a las críticas duras y las reacciones fuertes frente a su trabajo. Uno de los comediantes más exitosos y talentosos de las últimas décadas, Rock forjó su carrera haciendo stand up con material cargado de temas raciales y sin preocuparse o dejarse influenciar por la corrección política que delimitó la marcha de muchos de sus colegas. Ácido y acostumbrado a apuntar con sus certeros comentarios a las costumbres de la comunidad negra en los Estados Unidos, el actor y productor fue uno de los tantos cómicos en mostrar preocupación por la tendencia cada vez más pronunciada del público a ofenderse por todo. Hasta en lugares considerados progresistas, como las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA