Chantadas exprés

 
EXTRACTO GRATUITO

Esto no es otra cosa que desenmascarar una chantada.

(Del diputado Waldo Wolff sobre , que intentó despegarse de la confiscación de .)

"Divorciarse sigue saliendo un ojo de la cara", le decía el político al mozo del bar que le preguntaba en qué partido militaba ahora porque, de tanto "borocotear", le había perdido el rastro. La respuesta del ex cafierista, ex menemista, ex duhaldista, ex kirchnerista y actual paria político ratifica en forma indirecta un artículo de LA NACION: el divorcio exprés sólo es veloz. Por lo demás, sigue siendo caro y es inevitable tener abogado.

La nota en cuestión refería al divorcio consagrado en la última reforma del Código Civil, esa que el kirchnerismo vendió como gran panacea. Si bien cualquier persona se puede presentar solita ante el juez y decirle que se quiere divorciar, lo cierto es que más allá de la velocidad del trámite, repartir los bienes, definir el cuidado de los hijos, reclamar compensaciones y acordar el pago de alimentos puede llevar mucho tiempo y hasta cuatro juicios. Eso sí, se puede abonar en cuotas.

En el plano de la política, todo indica que un divorcio, abandonar el hogar o sacar los pies del plato puede resultar todavía más gravoso.

Fíjense el precio que pagó Cristina de su ruptura matrimonial-electoral con Cobos. Eran una pareja replural hasta que ella le pateó la tranquera y él se abrazó a las vacas.

De la Rúa no escuchó razones cuando le advirtieron del riesgo de cohabitar con el PJ. Chacho se lo confimó: tiró la alianza a la basura, agarró su ropita y ganó la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA