Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 30 de Septiembre de 2009 (caso Causa A C104656)

Fecha de Resolución:30 de Septiembre de 2009
Emisor:Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires
 
EXTRACTO GRATUITO

Ac. 104.656 "Folmer, Jorge Raúl contra Almafuerte Empresa de Transporte S.A.C.I. e I. Enfermedad. Recurso de queja".//Plata, 30 de Setiembre de 2009.AUTOS Y VISTO:1. El Tribunal del Trabajo nº 1 de La Matanza, en el marco de una acción por cobro de indemnización por incapacidad derivada de una enfermedad-accidente interpuesta por Jorge Raúl Folmer, rechazó la excepción de cosa juzgada deducida por "Almafuerte Empresa de Transporte S.A.C.I. e I." como de previo y especial pronunciamiento (fs. 224/226 de los autos principales).Contra tal resolución, la legitimada pasiva planteó un incidente de nulidad y un recurso de reposición (fs. 238/239 vta. y 240/242 íd.). Ambos fueron rechazados por la Presidenta del órgano (fs. 249/250 íd.), lo que motivó una nueva revocatoria (fs. 255/256 vta. íd.), la que también la misma desestimó (fs. 257/258 íd.).Frente a lo así decidido, la accionada articuló las vías extraordinarias de nulidad y de inaplicabilidad de ley  (fs. 270/273 vta. y 275/279 vta. íd.), las que denegadas (fs. 283/284 vta. íd.), suscitaron la presentación una queja ante este Tribunal (art. 292, C.P.C.C.; fs. 21/27 del legajo).2. Arribados los autos principales a fin de analizar los requisitos de admisibilidad de los remedios incoados, liminarmente cabe observar que, si bien las providencias que o emanan del tribunal sino de uno de sus miembros, no son susceptibles de cuestionamiento a través de recursos extraordinarios (conf. doct. Ac. 73.978, 23-II-1999; Ac. 74.728, 26-VI-1999; Ac. 84.562, 29-V-2002), lo cierto es que el incorrecto proceder del Tribunal no puede frustrar el acceso a esta Suprema Corte (arts. 43 inc. 5, aps. a, b, c, e, Cód. cit.; 15, Const. prov., conf. doct. Ac. 86.847 del 2-VII-2003; Ac. 86.827, 21-IV-2004).También desde otra perspectiva esta Corte ha sostenido, en principio, que las decisiones adoptadas sobre nulidad de actuaciones no revisten carácter definitivo en los términos de los arts. 278 y 296 del Código Procesal citado (conf. doct. Ac. 101.431, 27-III-2008; Ac. 104.388, 27-II-2009; Ac. 97.726, 5-VIII-2009).Sin embargo, en situaciones excepcionales como la de autos, en la que la desestimación del incidente de nulidad, por su implicancia, dejaría firme el rechazo de la excepción de cosa juzgada planteada por la apelante, se advierten configurados fundamentos suficientes que permiten apartarse de dicho criterio (conf. doct. Ac. 101.422, 5-XII-2007; Ac. 101.431, 27-III-2008; Ac. 97.726, 5-VIII-2009).En consecuencia, corresponde hacer lugar a la queja traída y conceder los canales extraordinarios de nulidad y de inaplicabilidad de ley  incoados (arts. 292, cit.; 63, ley  11.653 y Acordada 1790).3. Pasando a verificar la concurrencia de los restantes recaudos de admisibilidad del remedio de inaplicabilidad de ley , cabe señalar que, en atención al valor del litigio, representado para la atacante por la suma reclamada en la demanda ($ 629.390,07), el depósito realizado a fs. 274 ($ 2500) resulta insuficiente, a los efectos de cumplir con la carga impuesta en el primer párrafo del art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial (conf. doct. Ac. 100.854, 14-XI-2007; Ac. 101.536, 13-XI-2008; Ac. 98.659, 7-V-2008).Por ello, se intima a la recurrente para que en el plazo de cinco días acredite ante esta sede el depósito, a la orden del tribunal que dictó el pronunciamiento impugnado, en concepto de integración, de la suma adicional de veintidós mil quinientos pesos ($ 22.500) más, bajo apercibimiento de declarar desierto el recurso de inaplicabilidad de ley  interpuesto (arts. 280, cuarto párrafo, C.P.C.C. y 63, ley  11.653).Notifíquese, acumúlese y procédase a su refoliatura. HECTOR NEGRIEDUARDO JULIO PETTIGIANI DANIEL FERNANDO SORIAJUAN CARLOS HITTERS/// 4///

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA