Casalánguida y Santander: 'La Liga Nacional es una de las mejores del mundo'

 
EXTRACTO GRATUITO

Uno cursó una beca a los 17 años en Los Ángeles, empezó a dirigir en la Liga Nacional a los 29 y hoy, a los 34, da instrucciones a jugadores consagrados, como Paolo Quinteros y Federico Kammerichs. El otro, a los 41, ya ha pasado por ascensos, descensos y títulos y hasta dirigió un seleccionado extranjero. Ellos son Nicolás Casalánguida, el director técnico de Regatas Corrientes, y Silvio Santander, su par de Lanús. Y están buscando la corona en su primera final de la Liga Nacional, que anoche tuvo en el Gran Buenos Aires su tercer capítulo, luego de los dos triunfos locales en Corrientes.Mientras de a poco, por una cuestión biológica, va menguando la esplendorosa Generación Dorada, los entrenadores argentinos de básquetbol –apasionados, deportivamente ambiciosos, capacitados– crecen y se prestigian. A diferencia de los jugadores, no dependen de la edad para lograr un alto rendimiento, pero ya pueden brillar desde jóvenes. Casalánguida y Santander son altos exponentes de ese nicho.Nicolás tenía claro que dirigiría cuando cursó aquella beca en EE.UU., terminando el secundario. Se recibió de profesor de educación física en Córdoba y llegó a la Liga, como asistente de Fernando Duró, en 2005. Al año siguiente festejó el título de Gimnasia desde ese puesto, en su Comodoro Rivadavia natal. El año pasado llegó a Regatas y ahora, a los 34, busca su primera corona como DT.Como su colega, Silvio fue un discreto base. Tenía más tiro que defensa, pero hoy pide mucha marca a sus dirigidos. Porteño de nacimiento pero hombre de Lanús de toda la vida, entrenó a Echagüe (Paraná), Argentino (Junín), Peñarol (Mar del Plata), Soles (México), el seleccionado mexicano y el propio Regatas Corrientes, al que ascendió a la Liga desde el TNA. Ahora está ante la posibilidad que lo haría tocar el cielo.—¿Cómo ven a la Liga Nacional?Casalánguida: – Es una de las mejores del mundo. Deportivamente evoluciona año tras año. Volvieron jugadores nacionales que la realzan, y los extranjeros en los últimos años fueron probados en otras buenas ligas. Hay 10 u 11 equipos para pelear entre los primeros, lo que connota que la liga es muy pareja. A la vez, seguimos teniendo por mejorar los estadios y los traslados. Son puntos en los que la Liga no dio un paso adelante como la competencia lo demandó.Santander: –Sigo 14 ligas del mundo cada año (planillas, videos que me mandan desde distintos países, extranjeros que pueden venir acá) y ésta es una de las mejores cinco del mundo. En España, Italia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA