La Casa Rosada busca lograr compromisos para la ley jubilatoria

El quid de la cuestión es la reforma previsional del Gobierno: del ahorro que se genere con el ajuste trimestral por inflación de las jubilaciones y pensiones dependerá el éxito de la reforma tributaria, del nuevo pacto fiscal con las provincias y la consiguiente reducción del déficit, la obsesión del presidente . El Gobierno buscará que los mandatarios provinciales se comprometan públicamente con los cambios previsionales; sabe que, de lo contrario, su aprobación será más ardua en el Congreso.

La reforma laboral también tendrá un paso complicado por el Congreso si el y la no alcanzan un principio de acuerdo. La semana próxima será clave en las negociaciones luego de que la central obrera anticipara, el jueves pasado, su rechazo a varias modificaciones a la ley de contrato de trabajo que pretende el Gobierno. En esta pulseada, la CGT tiene como aliado al jefe del bloque de senadores del PJ, , quien aseveró, tajante, que sin el consenso de la central obrera no habrá reforma laboral posible.

Pichetto posee la llave para la aprobación de las leyes en el Senado y hasta ahora, lejos de poner palos en la rueda, ha mostrado buena predisposición hacia las reformas que plantea el Gobierno. Incluso la previsional, aunque no lo dice con todas las letras todavía. Antes esperará que los gobernadores de su partido la suscriban públicamente. El tema no es sencillo: de prosperar el mecanismo de ajuste por inflación de las jubilaciones y pensiones que administra la Anses, los jubilados percibirían un aumento menor al que cobrarían si se mantuviera vigente la actual fórmula de la ley de movilidad jubilatoria. El ahorro estimado sería de unos 50 mil millones de pesos anuales.

La magnitud de este ahorro explica por qué para el Gobierno es absolutamente crucial que el Congreso apruebe la reforma previsional. Los gobernadores, a priori, estarían dispuestos a dar su visto bueno, confirmaron a LA NACION fuentes cercanas a los mandatarios provinciales y del oficialismo. Comprenden que, sin estos ingresos, el Estado no estará en condiciones de realizar las compensaciones a las provincias y a la Anses comprometidas en la reforma tributaria y en el nuevo Pacto Fiscal que negocia con las provincias.

"Esta prórroga del Pacto Fiscal implica la necesidad de modificar la fórmula previsional -admitió Pichetto en TN-. Yo tengo una visión compleja del sistema previsional: hoy la relación de activos y pasivos es totalmente asimétrica en virtud de las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba