Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Fronteras

Me parece que los problemas de los pasos fronterizos se simplificarían, en parte, si se mantuvieran abiertos las 24 horas del día.

Alberto Espezel

mailto:Aespezel@gmail.com

Horas de trabajo

Con respecto a la carta del señor Alejandro A. Tagliavini, quisiera señalar que no es la cantidad de horas trabajadas, sino la calidad lo que importa. Fui docente 38 años y puedo asegurar que la tarea es difícil y estresante porque no se cumple con lo que a cada uno le corresponde. No sólo en las escuelas oficiales, sino en las privadas donde trabajé. Hay excepciones en las privadas de alto nivel educativo. Pero en general la educación es deficiente. El fruto está a la vista, baja productividad por preparación incompetente. Tampoco culpo al Estado de la "hipercompetitividad" y de asfixiar con regulaciones e impuestos al desarrollo laboral. Por el contrario, critico seriamente a los gremialistas. Si los sueldos salieran de sus bolsillos, no tolerarían empleados no capacitados, inoperantes que entorpecen el buen desempeño de los cumplidores y eficientes. Es sabido que en muchos casos a los eficientes se les llama la atención o se los confina a un sucucho. Hay gente que trabaja muy bien, pero otros, como dice Carrió, no trabajan, ocupan un lugar.

Siempre me he preguntado cómo puede asistir tanta gente a las canchas de fútbol los días de semana. Y si todos trabajan tanto, por qué la educación es lamentable, los trámites tardan años en salir, las sentencias, los juicios... ni hablar. Me gustaría que cada uno ame su trabajo y se esmere cada día por ser mejor y cumplir al ciento por ciento. El país saldría adelante y sin estrés.

María Cristina Florez

DNI 5.639.267

ARBA e inundaciones

Respecto de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, leemos y escuchamos diariamente a todos los funcionaros nacionales y provinciales mencionar que van a implementar nuevas medidas para aliviar a los productores agropecuarios de tan difícil situación. Pero, por el otro lado, ARBA desconoce la ley provincial 12.368 de 1999, que otorga una quita de la mitad del impuesto inmobiliario para aquellos que están inundados entre el 50% y el 80%, y que la asesoría jurídica de la provincia reconoce su vigencia. A fines de diciembre de 2016, ARBA retrotrajo todos los beneficios que ese mismo organismo había otorgado hace unos tres años a casi 50 productores, y sin siquiera cumplir los plazos administrativos ni legales dio inicio a juicios ejecutivos para su cobro de capital y de intereses.

Podemos incorporar en el refranero criollo la variante "a Dios rogando para suspender las lluvias, y ARBA con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA