Cartas de los lectores

Negar la realidad

El kirchnerismo, en sus declaraciones y afirmaciones a boca de jarro, nos sorprende por la negación patológica de la realidad, hábito heredado de su jefa. Santa Cruz fue gobernada durante l2 años por esa tendencia política. En la toma de mando de la gobernación, Alicia Kirchner afirmó que va a cesantear a cien empleados porque recibió la provincia quebrada, pero no cuestionó el desgobierno oprobioso de sus propios pares, y solicitó auxilio a la Nación. Las regalías petroleras que su extinto hermano, ex presidente, hizo desaparecer, sin jamás rendir cuentas y que ni siquiera la Justicia se animó a demandar, merecen una investigación. Dónde están sus beneficiarios, quiénes se hicieron ricos. Gobernadora: indague, hágase cargo. No espere magia.

Clara Blanco Pinto

DNI 5.l55.426

Crisis en Venezuela

Ante el cuestionamiento de los derechos humanos en Venezuela por parte de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, el presidente bolivariano contestó que no se debía involucrarse "en los asuntos internos del Estado venezolano".

Quisiera sugerirle al señor Maduro que si pide aislamiento también usted haga lo propio, y no pida ayuda ahora por la crisis que usted y su antecesor han creado en Venezuela. Porque la tremenda crisis que atraviesa ese país no es fruto de la baja en el crudo, sino de la ineficiencia y corrupción de tantos años de gobierno. ¿O acaso en Dubai pasa lo mismo?

Señor Maduro, asuma las consecuencias y deje de echarles siempre la culpa a los demás, medida populista por excelencia si la hay.

Agustín H. Banchieri

DNI 24.154.007

Viajes y dengue

En marzo de 2015 realicé un crucero a Brasil. El itinerario: Punta del Este , Río, isla Bela e isla Grande. Todo genial salvo que ni las navieras ni las agencias de viaje informan que el destino es zona endémica y depositan alegremente más de 4000 almas en esos lugares, haciendo esto que el peligro del agua en jarrones, portamacetas, cubiertas, etc., pase a no tener tanta importancia como las permanentes idas y venidas de estos monstruos del mar. En una de las islas contraje dengue y la que era mi pareja e hija fueron contagiadas por mí, gracias a los Aedes que habitan en el jardín de su casa en Saavedra. Una semana de internación con suero permanente y hasta posibles problemas futuros fueron las consecuencias de haber contraído el mal.Quiero creer que no fui el único, ni los únicos contagiados y luego repartidos por todo el país.

Acudí a la Fiscalia de Saavedra, Policía Metropolitana, y hasta me comuniqué con Migraciones para avisar que el mismo barco haría el mismo recorrido dos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba