Carnaval electrónico

Lúdico, bailable, antojadizo, bailable, luminoso, bailable. ¿Dijimos que es bailable? Lo nuevo de Poncho corre con ventaja, se sabe vencedor de antemano y reboza de confianza. Cada uno de los diez tracks de Carnaval , el segundo álbum de estudio del trío, propone una atmósfera que intenta cubrir los abismos que hay entre la escucha en masa en la pista de baile -o, por caso, también en un festival-, y la escucha particular, entre las cuatro paredes de un living, un cuarto o una fiesta sin pretensiones, entre amigos. Y esa propuesta llega a buen puerto, porque si hay algo que distingue a Poncho de bandas similares cuya casa matriz es la electrónica, es su facilidad para infiltrarse en distintos ámbitos.El éxito tardío e impensado de "Please Me", con la voz de Maxi Trusso y a casi dos años de la salida del disco Ponchototal , posicionó al trío formado por un DJ, Javier Zuker, y dos músicos, Leandro Lopatín (ex Turf) y Fabián Picciano. De la publicidad de Frávega -el hit también tiene un video, protagonizado por Calu Rivero- saltaron a las pistas de baile, a cientos de escenarios y, en la última temporada de verano, fueron una de las figuritas favoritas de las marcas a la hora de programar música en directo para sus paradores. Y ese boom tardío pero boom al fin, no hizo más que retrasar la salida del segundo opus y apurar la reedición de su álbum debut ampliado por un segundo disco de remixes.Poncho suena aún más convincente en Carnaval y les ofrece a los musicalizadores una paleta de alternativas a la hora de elegir qué canción pasar. Puede ser la épica bolichera que sugiere "Una buena decisión", con la voz del cantante de Tan Biónica, Chano Moreno Charpentier; también "Sí, es verdad", con Boom Boom...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba