Ni el café ni el mate: la temperatura del agua podría causar cáncer de esófago

 
EXTRACTO GRATUITO

Ni muy caliente ni frío. El mate y el café conviene tomarlos a una temperatura por debajo de los 70°C. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó ayer que el riesgo de desarrollar cáncer de esófago aumenta de acuerdo con la temperatura a la que se consume una bebida.

Lo hizo luego de que 23 especialistas del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), de la OMS, revisaron la literatura científica y llegaran a la conclusión de que el consumo de bebidas "muy calientes" (por encima de 65°C) es "probablemente carcinogénico". Es decir que puede producir algún cambio en las células capaz de producir tumores con el tiempo.

El año pasado, el CIIC indicó que existía "suficiente evidencia" para determinar que el consumo de carnes procesadas puede causar cáncer de colon y recto. Por cada 50 gramos de fiambres y embutidos que se consumen por día el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal aumenta un 18 por ciento.

Ahora, la agencia evaluó la capacidad de provocar cáncer del mate, el café y las bebidas calientes. El grupo de trabajo de investigadores internacionales halló evidencia convincente, aunque limitada aún, de que la temperatura es lo que importa.

"Estos resultados sugieren que el consumo de bebidas muy calientes es una causa probable de cáncer esofágico y que es la temperatura, no las bebidas per se, la responsable", informó a través de un comunicado Christopher Wild, director del CIIC. "Fumar y beber alcohol son las principales causas de cáncer esofágico, en especial en los países ricos. Pero la mayoría se concentran en algunas áreas de Asia, el este de África y América del Sur, donde el consumo de bebidas muy calientes es habitual."

El Grupo de Trabajo del CIIC evaluó más de 1000 estudios publicados sobre 20 cánceres. El grupo llegó a la conclusión de que las bebidas "muy calientes" deben considerarse en la misma categoría que la cocción con aceite a altas temperaturas, el consumo de carne roja y el virus del papiloma humano.

Las clasificaciones del CIIC incluyen cuatro categorías o grupos de acuerdo con la fuerza de la evidencia para considerar o no que una sustancia pueda provocar cáncer. El tabaco o la cama solar, por ejemplo, se encuentran en el grupo 1 (carcinogénico). El grupo 4 lo integran sustancias para las que el CIIC considera que aún no hay evidencia de que puedan causar cáncer. Las bebidas calientes están en el grupo 2 A; el grupo 2 es el único que se subdivide en A (probablemente carcinogénico) y B...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA