Cada vez más argentinos se animan a denunciar discriminación

 
EXTRACTO GRATUITO

Brenda Sardón tuvo un accidente vial en 2010 y quedó en silla de ruedas. A mediados de 2017, se acercó al único natatorio de Ensenada que contaba con instalaciones aptas para personas con discapacidad. Y aunque podía manejarse sola, en el lugar le dijeron que sin un acompañante no iba a poder usar la pileta. "Salí indignada. Lo primero que se me ocurrió fue hacer un descargo en Facebook y más tarde decidí hacer la denuncia en el Inadi", explica Brenda (ver aparte).

La discriminación no es una novedad ni una excepción en la Argentina, pero cada vez son más las personas que, como Brenda, se animan a denunciarla. Su caso es uno de los 50.000 que recibió el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) durante 2017, un 10% más que en 2016. Este es un dato que el organismo evalúa positivamente.

"No creemos que más consultas sea igual a más discriminación. Todo lo contrario. Pensamos que los argentinos tienen más conciencia de lo que significa esto y avanzan en la denuncia de estos hechos", sostiene Claudio Presman, interventor del Inadi.

Situaciones similares a la que vivió Brenda son las más denunciadas. Según el registro del organismo, la discapacidad es el primer motivo de denuncia, un 20% del total, y la proporción se mantiene desde 2010.

La segunda razón se relaciona con la diversidad sexual y representa un 12%. En tercer lugar aparecen los hechos raciales y los enmarcados en temas de salud, acumulando el 11,5%. Sumados, los casos mencionados engloban casi la mitad de las denuncias y consultas radicadas en todo el país durante 2017.

Contrariamente a lo que se cree, la discriminación racial no encabeza la lista. Al respecto, Analía Miskowiec, directora de Asistencia a la Víctima, destaca: "Una cosa es lo que se percibe socialmente en cuanto a la temática de discriminación, otra son los colectivos que la sufren y, finalmente, una tercera cosa son las denuncias que recibimos efectivamente en el Inadi".

Ese es un punto muy importante a la hora de generar más conciencia, ya que más allá de que muchos sufren o presencian actos de discriminación relacionados con condiciones socioeconómicas o por color de piel, no lo denuncian, en general, por desconocimiento.

En cuanto a los ámbitos más propensos, los espacios de trabajo y de educación y la administración pública son los lugares donde se registró la mitad de las denuncias recibidas. Hacia el interior de la muestra, el empleo es el que encabeza las estadísticas.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA