Boom del pack fútbol y nuevas marcas: se juega mal, pero la Superliga es un negocio redondo

 
EXTRACTO GRATUITO

Con nueva identidad visual para la transmisión de los partidos y un modelo de negocios que volvió a sostenerse en la televisión paga, la Argentina nació tras la extinción del Fútbol para Todos y se propuso refundar la competencia deportiva más popular del país. Este año, son de un torneo que, en cada fin de semana, se mueve alrededor de la pelota."Intentamos darle mayor previsibilidad y orden al fútbol, porque eso permite una mejor generación de recursos para distribuir entre los clubes", afirma el contador Mariano Elizondo, ex-CEO del Grupo Indalo, hoy presidente de la Superliga.El negocio televisivo fue el principal cambio con el nacimiento de este torneo, que se estrenó oficialmente en 2017. Su creación implicó el fin de las transmisiones por TV abierta y el regreso del fútbol pago. Los derechos de los partidos del torneo , que pagaron $1200 millones como garantía a mediados de 2017 y unos $3200 por temporada.La apuesta por el pack fútbol, el abono adicional para ver los partidos de primera división en los operadores de TV paga, luce exitosa a la luz de los números del mercado. El objetivo inicial de 1,5 millones de suscriptores -el mercado argentino ronda los 10 millones de hogares abonados a algún operador de TV por cable o satelital- se superó antes del fin de la primera temporada.Si bien desde las señales se resisten a brindar números oficiales, fuentes del mercado sostienen que a comienzos de este torneo ya había dos millones de abonados al servicio, que también sintió el impacto de la inflación. De un precio inicial de $300 mensuales pasó a $330 a inicios de 2018 y luego a los $375 actuales, número que arroja un incremento acumulado del 25%.Pese al éxito fronteras adentro, la Superliga tiene camino por recorrer a la hora de maximizar su potencial comercial en el exterior. "El fútbol argentino está encaminado con buena calidad de transmisión y está creciendo, pero hacia afuera de la Argentina está horriblemente vendido. Es muy difícil ver la Superliga en el exterior de forma legal", afirma Horacio Gennari, exdirector por la AFA en Fútbol para Todos y fundador de la empresa BB-Business Bureau. Desde su visión, el torneo debe apuntar a mercados del exterior, tanto en América como en Europa. La programación de partidos a las 11 de la mañana, que se implementó desde el año pasado, apunta a esa dirección."Para que los derechos televisivos de la competencia local se valoricen en el exterior, hay que trabajar en la . En el mundo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA