El BCRA le sigue marcando la cancha al dólar, pero se contenta con que no se le escape

 
EXTRACTO GRATUITO

Por segunda jornada consecutiva el Banco Central (BCRA) actuó para limitar (aunque no contrarrestar) el movimiento alcista que vuelve a ensayar el dólar en la plaza local, tras haberse negociado al cierre de la semana anterior por tres ruedas consecutivas a la baja.La entidad volvió a intervenir, como anteayer, en la última parte de la rueda sobre la plaza colocando ofertas de venta a los precios a los que la divisa cotizaba con la clara intención de fijarle esta vez un tope a su precio mayorista en $38.Una vez logrado ese objetivo repitió luego esas ventas a precios ligeramente menores, para inducir un repliegue que se verifico (cerró a $37,94 y a $38,71 en promedio para la venta al público), pero que estuvo muy lejos de impedir el segundo cierre alcista del billete, que ya recuperó 90 centavos (2,33%) en promedio en ambos segmentos.Claro que el avance del billete en la jornada y lo que va de la semana habría sido mayor de no haberse usado ayer otros US$55 millones de las reservas del BCRA para controlarlo (van US$70 millones invertidos con ese propósito en dos días) o de haber mantenido el esquema de subastas a merced de un mercado que tira para arriba la cotización (entre otras cosas) porque la economía argentina se quedó sin referencias de precios en su moneda.La renovada presión sobre el vapuleado peso (cayó otro 1,4%)no casualmente coincide con un derrape del real (-1,6%) en Brasil (al recrudecer las dudas sobre las elecciones presidenciales de octubre), pero más aún con una renovada aversión del mercado hacia el riesgo argentino en general; algo que había comenzado a insinuarse el viernes (tras dos jornadas de sólidos rebotes para bonos y acciones) y se terminó de confirmar en las últimas 48 horas.Advierten que nada cambió aúnLos analistas no se sorprenden de que la sensación de calma, a la que se quiso aferrar rápidamente el Gobierno, tienda a licuarse. "Con los bonos otra vez bajo castigo y Brasil tirando para abajo ya que su proceso político no adquiere aún previsibilidad ninguna, que el dólar rebote tras la baja de la semana pasada no me sorprende nada. Tené en cuenta que aún, más allá de los anuncios y las buenas voluntades, no hay nada cerrado que ayude a diferenciarte: no está saldado lo del presupuesto 2019 y no se conoce el acuerdo rediseñado con el FMI"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS