El BCRA advirtió que subirán las tasas si la inflación no baja a partir de mayo

 
EXTRACTO GRATUITO

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, insistió ayer en caracterizar al proceso de aceleración inflacionaria que enfrenta la economía como un fenómeno "temporal" que comenzará a ser superado desde mayo, pero advirtió que si esta previsión no se comprueba en las próximas semanas, la entidad procederá a "aumentar la tasa de interés" de referencia para tratar de alcanzar la meta oficial del 15%, prevista para todo 2018.

El funcionario dijo que las semanas que siguen serán importantes para que el BCRA verifique si esas previsiones tienen sustento en la realidad o no, pero se mostró confiado en ellas a partir de las acciones que tomó en los últimos meses, al dejar desde fin de enero en pausa la baja de tasas encarada tras la flexibilización de metas de fin de 2017 y no dudar en intervenir sobre el mercado de cambios para anclar la cotización del dólar, tras comprobar que el sostenido aumento que tuvo la paridad entre diciembre y febrero (cuando trepó algo más del 16%) había vuelto a ser uno de los motores de la inflación, junto a los aumentos de tarifas y el impacto de la sequía sobre los precios de algunos insumos.

Por la confianza que mantiene en su visión de una fuerte desaceleración desde mayo, Sturzenegger calificó como "adecuado" al actual nivel de tasas de interés (de 27,25% nominal anual), aunque insistió en que puede entrar en revisión si las circunstancias lo imponen y evalúa que se hace necesario "una tasa más alta", que daría lugar a un sendero de tasa de política monetaria "más contractivo que el que se espera, según el Relevamiento de Expectativas de Mercados (REM)", anticipó.

El jefe del BCRA reconoció que los malos números de inflación de marzo no fueron "los que estábamos esperando, sin duda alguna". Pero insistió en que la decisión del Gobierno de haber concentrado el grueso de los ajustes tarifarios que tenía previstos en los meses siguientes a las últimas elecciones le "allana el camino" a la entidad y lo hace "ser optimista de acá en adelante" sobre la posibilidad de reencauzar un proceso de desinflación sostenido desde el mes próximo.

"La política monetaria tiene rezagos, y si bien el aumento en los precios regulados de diciembre nos tomó por sorpresa por su magnitud y no nos dio tiempo a reaccionar, los que vinieron después ya estaban dentro de nuestras previsiones", explicó, aunque para evitar lecturas suspicaces, se preocupó por aclarar que la mención a diciembre no era una crítica. Incluso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA