Un jefe de la barra brava de River ligado al kirchnerismo prepara una denuncia contra Campagnoli

RESUMEN

Matías Goñi, que trabaja a sueldo en el Estado, pediría la suspensión del fiscal por espionaje; en las escuchas se reveló el presunto nexo que tenía con el Gobierno

 
EXTRACTO GRATUITO

La procuradora general, , sumaría pronto a un aliado impensado en su puja contra el fiscal : tendrá el apoyo de la cúpula de la barra brava de River. Matías Goñi, uno de los referentes de la hinchada, avanza en una http://www.lanacion.com.ar/1654199-habilitaron-la-feria-judicial-para-tratar-la-suspension-de-jose-maria-campagnolipara "denunciar por persecución" al fiscal que investiga a por lavado de dinero y que sigue de cerca los vínculos de los barras con el poder político.Así lo reconoció ayer a LA NACION el abogado de Goñi, José Luis Ghioldi (h.).Por la jurisdicción de su fiscalía (Saavedra), Campagnoli tuvo más de una vez en la mira a la barra brava de River y a sus hombres de jerarquía, entre ellos, a Goñi. Por su despacho, pasaron causas por homicidios, contravenciones, aprietes a árbitros y, la más reciente, una trama vinculada a una presunta comisión de fraudes con la reventa de entradas del fútbol. En esta última investigación, http://www.lanacion.com.ar/1647464-la-suspension-de-campagnoli-es-un-mensaje-negro-a-los-fiscalesOlé, Goñi se jacta de sus influencias con en el kirchnerismo y deja al descubierto la impunidad con que se manejan los barras para colonizar las tribunas y controlar el negocio que esto implica."Campagnoli hace trabajos al margen, sin la venia judicial requerida", acusó Ghioldi al fiscal. El defensor de Goñi duda sobre la legalidad de las escuchas telefónicas que ordenó Campagnoli. El fiscal fue desplazado de esta causa y del expediente en el que investigaba un presunto lavado de dinero de Lázaro Báez a través de su empresa Austral Construcciones.En su momento, Campagnoli había pedido la detención de Daniel Passarella, ex presidente de River, y de otros dirigentes y barras por la reventa de entradas. Pero el juez Fernando Caunedo rechazó esos pedidos porque consideró que era insuficiente la fundamentación. El juez, además, dispuso el cese de las intervenciones telefónicas porque la causa ya se había hecho pública.Las sucesoras de Campagnoli en su fiscalía, Graciela Camaño y Claudia Katok, no apelaron la decisión de Caunedo. Esta postura benefició a Goñi y al restó de la cúpula de Los Borrachos del Tablón, como se conoce a la barra de River, según reconocieron los propios imputados. Se beneficiaron también Diego Rodríguez, hermano de la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, y ligado al club de Núñez, y varios ex funcionarios policiales, para quienes Campagnoli había solicitado prisión.Además de coincidir con Gils...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA