¿Baratos pero malos? El 42% de los Productos Esenciales son de baja calidad nutricional

 
EXTRACTO GRATUITO

Al día siguiente de difundir que la obesidad en los mayores de 18 años creció un 73% en los últimos 13 años y que apenas el 6% come por lo menos cinco frutas y verduras diarias, el Gobierno anunció un acuerdo "de caballeros" con la industria alimentaria para facilitar el acceso a 64 artículos. Un análisis de y su comparación con las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) coinciden en que casi la mitad de los productos son de baja calidad nutricional: aportan gran cantidad de sodio, azúcares y grasas, incluidas las trans, que son un tipo riesgoso para la salud cardiovascular."La desarticulación entre las políticas implementadas por el Gobierno es tan evidente que, al mismo tiempo que se comunican los problemas prevalentes en la población, se estimula el consumo de los alimentos que la evidencia científica ubica como uno de los principales responsables", afirma el equipo de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) que hizo uno de los relevamientos.Seis investigadores del Grupo de Trabajo Comida y Saberes y del Instituto Patagónico de Estudios de Humanidades y Ciencias Sociales (Ipehcs-Conicet) de la UNCo analizaron el listado que difundió el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación y determinaron que el 42,18% son denominados ultraprocesados. Entre esos 29 productos hay galletitas dulces y saladas, cacao en polvo, rebozadores, mermeladas, yogures y postres, entre otros. "Entre los ingredientes de los ultraprocesados se encuentran los aditivos (aglutinantes, cohesionantes, colorantes, edulcorantes, emulsificantes, espesantes, espumantes, estabilizadores, 'mejoradores' sensoriales como aromatizantes y saborizantes, conservadores, saborizantes y solventes) y nutrientes críticos en exceso como azúcares libres, sodio, grasas saturadas, grasas totales y ácidos grasos trans que están asociados a enfermedades como la malnutrición y cardiovasculares, entre otras", describe el equipo.Entonces, el grupo se planteó qué comidas "verdaderas" se pueden preparar con esos alimentos o ingredientes, sin frutas ni verduras, aun cuando la publicidad oficial las incluye. Y algunas de las combinaciones posibles son fideos o polenta con aceite, arroz con aceite y puré de tomate o un mate cocido con leche y galletitas o pan. "No se le está dando a la población un mensaje claro", dijo Delia Nin, del Grupo de Trabajo Comida y Saberes de la UNCo, que coordinó el equipo integrado, también, por Anabella Salomone, Yesica Arzamendia, Soledad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA