El Banco Mundial le dio un crédito al agro

 
EXTRACTO GRATUITO

La Corporación Financiera Internacional (CFI), brazo del Banco Mundial para el sector privado, le concedió un préstamo de 50 millones de dólares a Adecoagro, una empresa agroindustrial de origen argentino, para concretar inversiones en la producción de arroz, leche y energías renovables, entre otros rubros.

La inversión que aportará la CFI, se compone de 25 millones de dólares aportados directamente por el organismo y otros US$ 25 millones canalizados por los bancos comerciales Itaú y Rabobank.

"Por suelo, clima y recursos humanos, la Argentina tiene condiciones óptimas para las inversiones en agroindustria", dijo a LA NACION Mariano Bosch (h), CEO de Adecoagro.

En la producción de arroz, sector en el que Adecoagro tiene 40.000 hectáreas en el noreste argentino, tres molinos arroceros y emplea a 900 personas, el préstamo de la CFI servirá para ampliar en 3000 hectáreas la superficie dedicada al cultivo y para el reemplazo de los motores diésel por eléctricos. "También estamos llevando adelante un manejo eficiente del agua mediante la nivelación de los suelos", explicó Bosch (h.). Además, está aplicando siembra directa para evitar la degradación del suelo. "Creemos que la sustentabilidad debe ser ambiental, social y económica", añadió el CEO de la empresa.

En lechería, donde la firma cuenta con dos tambos de 7000 vacas en Venado Tuerto, que producen un promedio de 26 litros diarios (a nivel nacional el promedio es de 19 litros) el préstamo de la CFI servirá para transformar los desechos de los animales en energía eléctrica mediante la construcción de un biodigestor. Tendrá una capacidad de potencia de 1 MW y se prevé su inauguración en agosto de 2017. "Estamos interesados en aportar a la generación de energías renovables", dijo Bosch.

Además del desarrollo del biodigestor, el préstamo de la CFI servirá para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA