Aviones perdidos: las intrigas detrás de accidentes aéreos

 
EXTRACTO GRATUITO

Los avances tecnológicos y la cantidad de herramientas de control de la aeronáutica actual hacen que cada caso de un avión desaparecido despierte una especial intriga. Es lo que pasa con la aeronave bimotor perdida después de partir del aeródromo de San Fernando el 24 de julio último. El avión, que se dirigía hacia Las Lomitas, en Formosa, con tres tripulantes, dejó de ser detectado por los radares locales y nacionales cinco minutos después del despegue. Su búsqueda, luego de dos semanas, sigue siendo infructuosa.

Hubo muchos casos de misterios aéreos en el país. Algunos resueltos por completo, otros parcialmente, y uno, el del TC-48, que sigue sin resolverse. Cuando una situación así ocurre, independientemente de la inversión en el rescate, debe considerarse también el riesgo. En muchos casos de accidentes en geografías complejas, se evalúa si es necesario poner en peligro otras vidas para encontrar los restos. Lo más curioso, en este caso, es que la trayectoria del viaje no era por lugares montañosos o inhóspitos, de difícil accesibilidad, como los antecedentes históricos.

Éstos son algunos de los mayores misterios en la aeronáutica nacional:

Star Dust

El 2 de agosto de 1947, el vuelo CS59 de British South American Airways (un Avro Lancastrian) le anunció a la torre de control del aeródromo Los Cerrillos de Santiago, en Chile, que estimaba llegar a esa capital en cuatro minutos. El avión, con seis pasajeros y cinco tripulantes, bautizado Star Dust, había partido desde Morón a las 17.45. El capitán del vuelo era el experimentado piloto británico Reginald James Cook. La búsqueda empezó de manera inmediata. Paul Simpson, uno de los pasajeros, era un diplomático británico y supuestamente transportaba documentos secretos, por lo que se generó cierta tensión entre la Argentina y Gran Bretaña y hubo rumores de un posible sabotaje. En 1998, en una expedición en el cerro Tupungato, un andinista dijo haber encontrado restos. En enero de 2000, los encontraron en la frontera entre Chile y la Argentina.

Avro Lincoln

El 22 de marzo de 1950, el Avro Lincoln de la Fuerza Aérea Argentina se perdió en el estrecho de Magallanes. Viajaban 11 tripulantes. Unas semanas más tarde, se abandonó la búsqueda. En 2009, las autoridades chilenas confirmaron que restos encontrados en un glaciar chileno pertenecían al Avro Lincoln. Según registros de la Fuerza Aérea Argentina, el avión cayó en un glaciar y, después de un proceso de deshielo, los restos fueron...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA