Aún no se sabe si los ocupantes del predio estaban armados

 
EXTRACTO GRATUITO

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- A una semana del operativo del Grupo Albatros de la Prefectura en el predio ocupado por el Lof Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi, aún persisten versiones antagónicas sobre lo que ocurrió durante esos incidentes donde murió de un balazo Rafael Nahuel. Las querellas de la familia del joven asesinado y los abogados defensores de los mapuches detenidos afirman que "el expediente dice claramente que no había armas de fuego en posesión de la comunidad". El Gobierno insiste en que la tesis del "fuego cruzado" y de la "militarización" de los mapuches está debidamente probada.

Cuatro fuentes de los ministerios de Seguridad y de Justicia ayer reiteraron a LA NACION la versión oficial que dio el Gobierno el día uno. Y aseguraron que hay evidencias dentro de la investigación judicial que lleva el juez federal Gustavo Villanueva que avalan esa información.

"Estamos tranquilos porque el juez ya está en posesión de pruebas que acreditan que la comunidad tenía armas de fuego y que respondió con disparos", manifestaron desde la cartera que conduce Patricia Bullrich. Otra fuente del Gobierno aseguró conocer que el magistrado "ya recogió evidencias de que hubo un enfrentamiento armado". Ninguna de las voces oficiales accedió a dar a conocer esas pruebas y argumentó que existe secreto de sumario.

Por ahora, la causa por la muerte de Rafael Nahuel, caratulada como "NN/sobre muerte dudosa", no tiene ningún imputado. Los peritajes balísticos arrojaron que el joven murió por una bala 9 mm (que se corresponde con las municiones utilizadas por el Grupo Albatros), que le ingresó por un glúteo y comprometió órganos vitales.

Ayer declaró el primer testigo de la investigación, un empleado del Automóvil Club Argentino (ACA) que fue convocado para presenciar la requisa que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) le hizo al Grupo Albatros, que depende de Prefectura. El testigo debió describir qué armas le fueron secuestradas a la fuerza y qué tipo de munición tenían. Fuentes con acceso a la investigación señalaron a este medio que el testigo dijo ver "faltantes de balas" en los cartuchos de las escopetas.

Los únicos dos indagados fueron los dos mapuches detenidos tras el operativo, Fausto Jones Huala y Lautaro González, quienes fueron liberados el miércoles pasado. No se los indagó por la muerte del joven, sino por el delito de usurpación y por las agresiones a la fuerza de seguridad. Al momento de leer los delitos que se les imputan, el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA