Angelici pidió ser sobreseído en una causa por tráfico de influencias

 
EXTRACTO GRATUITO

, uno de los hombres de mayor confianza del Presidente, pidió en los últimos días ser sobreseído en la causa en que se investiga su supuesta influencia en distintas decisiones vinculadas a la Justicia. Su defensa presentó un escrito ante el juez , al considerar que los artículos periodísticos aportados como prueba que acusan al presidente de Boca fueron desmentidos por varios testigos.

Casanello deberá decidir en los próximos días sobre la situación del presidente de Boca, un hombre clave para el Gobierno en distintos ámbitos, ya que el fiscal Federico Delgado pidió la semana pasada que el imputado sea indagado por el delito de tráfico de influencias.

La Justicia investiga, en primer lugar, si Angelici intercedió para precipitar la renuncia del ex juez federal Norberto Oyarbide -que se concretó en abril-, un trascendido que se extendió por los pasillos de Comodoro Py y que fue reflejado en distintas notas periodísticas que fueron incorporadas a esta causa.

Los artículos publicados relatan la existencia de diálogos entre el presidente de Boca y el entonces magistrado momentos antes de concretar su renuncia.

Sin embargo, tanto Oyarbide como Angelici desmintieron cualquier encuentro o diálogo telefónico. "No mantuve ninguna reunión con la persona mencionada (Angelici). No he recibido ningún ofrecimiento directo o indirecto. La decisión de renunciar al cargo ha sido producto de la más plena libertad", sostuvo Oyarbide ante la Justicia. Pero el fiscal Delgado lo denunció por falso testimonio. Y remarcó que aunque Oyarbide no registra celulares a su nombre, el magistrado se comunica a través de los teléfonos de sus colaboradores.

El fiscal sostiene que el 4 de diciembre de 2015 una llamada salió desde el teléfono de Claudio Barco, pareja de Oyarbide, hacia el teléfono de Fernando Pontoriero, a quien identificó como empleado de la empresa World Games SA, una firma de Angelici.

Otra llamada -sostiene el fiscal- se concretó, pero en dirección contraria, el 12 de diciembre. Además, Delgado informó en su dictamen que ambas llamadas -cuyos contenidos desconoce- fueron detectadas por antenas ubicadas cerca de los tribunales de Comodoro Py.

Otra de las declaraciones que compromete a Angelici fue la de Elisa Carrió, quien definió al presidente de Boca como el "operador" del Gobierno ante la Justicia. "[Angelici] le solicitó a Oyarbide que se jubilara. También almorzaba con jueces federales y fiscales vinculados a Boca, y decía que ayuda al Presidente de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA