Allegro

 
EXTRACTO GRATUITO

coincidenciasTristán y PetrushkaMás allá de sus respectivas relevancias y las admiraciones profundas que provocan, pocos contactos se pueden encontrar entre Tristán e Isolda y Petrushka. Es que, entre la ópera de Wagner, compuesta entre 1857 y 1859 y el ballet de Stravinsky, presentado en París, en 1912, no existen proximidades temporales o estéticas ni, por lo tanto, coincidencias o sonidos cercanos. Pero la intolerancia las puede reunir. En sus Crónicas de mi vida, una autobiografía de Igor Stravinsky, publicada en 1936, el compositor recuerda el mal momento que le significó la oposición cerrada de los músicos de la orquesta en ocasión de la primera presentación de Petrushka en Viena: "Me sorprendió enormemente la hostilidad de la orquesta en los ensayos". Reconocía que su música era muy diferente a la que la estaban acostumbrados a tocar los músicos de "una orquesta tan conservadora como la de Viena". Incluso detalla que, en un ensayo, un músico...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA