Alan Faena: 'El marketing es la peste de todo, es lo que destruye las ideas'

 
EXTRACTO GRATUITO

está en todos los detalles. Recorre cada uno de los rincones de su hotel y deja la pista de su sombrero en cada una de las principales esquinas. No sólo el que lleva puesto, sino el que eligió como ícono de su nuevo emprendimiento en Miami. Una turista ucraniana lo besa y una estadounidense le dice you did it. Otra israelí asegura haberlo visto en el prime time del noticiero y le propone keep doing. Es decir, que siga haciendo.

Juan Martín del Potro deja su auto en el valet parking. Madonna prepara su recital a beneficio y Jon Bon Jovi toca en un espacio exclusivo para 200 personas. Leo DiCaprio se hospeda en una de las habitaciones mientras uno de los principales empresarios de telecomunicaciones del mundo almuerza con su familia con un perfil muy bajo.

El hombre de blanco se muestra orgulloso. Sonríe. Disfruta. Camina. "Esto era una carcasa (se refiere a la construcción original), pozos, columnas, límites; terminaba ahí y a partir de la columna el pozo bajaba tres metros. Todo estaba destruido. Pero en el diseño, de alguna manera me fui basando en lo que pasaba en Buenos Aires, con esa catedral del medio que te lleva por distintos lugares", resume.

Con una inversión de US$ 1000 millones revolucionó South Beach. El Faena District es el nuevo epicentro urbano de siete manzanas distribuidas sobre la tradicional Collins Avenue entre 32 y 36, el océano Atlántico e Indian Creek. Es la primera vez que un barrio tiene nombre de un argentino y que confluye su art forum de 4000 metros cuadrados con las residencias que están en plena construcción. "Estamos llevando la voz desde el sur hasta Miami, una de las ciudades más importantes del mundo, para que sea escuchada. Y demostrando, una vez más, que las ideas que vienen del corazón son imparables", asume en una entrevista exclusiva con LA NACION. La charla se desarrolló en tres momentos en los que demuestra que su visión va mucho más allá de un personaje y en los que analiza cuestiones muy disímiles: su inversión en Miami, el futuro de la Argentina y por qué siente que la palabra "hacedor" es la que mejor lo representa.

-La valuación se disparó desde que junto a su socio ucraniano Len Blavatnik decidió invertir en esta parte de South Beach...

-Obviamente, esto no valía nada. Donde está el Forum (su centro de arte) ahora, antes estacionaban autos. En la planta baja pagaban 3 dólares la hora, y no es sólo eso. La gente de Miami habla de Faena Beach, porque me dieron el control de la zona; eso no pasó con ningún otro proyecto. Batimos todos los récords. Para que te des una idea, el penthouse se vendió en US$...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA