Agravan la imputación de Sala y ordenan que siga detenida

 
EXTRACTO GRATUITO

En una suerte de enroque procesal no exento de polémica, el juez jujeño Gastón Mercau concedió ayer por la mañana la excarcelación de la líder de la Organización Tupac Amaru, Milagro Sala, en la causa que la tenía como imputada por instigación a cometer delitos y tumulto, por la que ayer cumplió 14 días detenida. Pero, media hora después de esa resolución, y con la diputada del Parlasur todavía en el Penal de Alto Comedero, Mercau le comunicó que iba a continuar detenida por otra causa, en la que se la acusa de los delitos de asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión.

La situación de la dirigente quedó agravada no sólo por la continuidad de su detención, sino porque los nuevos delitos que se le imputan prevén penas mayores. Así lo señaló la semana pasada el fiscal de Estado jujeño, Mariano Miranda. "Si se logra acreditar el relato de hechos denunciados, hay delitos -la asociación ilícita agravada- con penas máximas de hasta 20 años."

La nueva causa fue abierta mientras Sala estaba detenida y se sostiene en las denuncias realizadas por el gobierno del radical Gerardo Morales y los dirigentes de cooperativas que integraban la Red de Organizaciones Sociales, liderada también por Sala.

Varios de los denunciantes acompañaron a Sala en el acampe que su organización inició el 14 de diciembre en la plaza Belgrano, frente a la gobernación, para exigir una audiencia con Morales. Pero abandonaron la protesta para adherirse al régimen de regularización iniciado por el mandatario (que entre otras medidas incluyó un censo de beneficiarios y la bancarización de sus salarios). Luego de que Sala fue detenida, la denunciaron.

En dos expedientes, Sala está imputada por no rendir cuentas por 1,5 millones de pesos y por la apropiación de otros 29 millones de pesos. La primera causa involucra también a los titulares de 13 cooperativas, al ex presidente del Instituto de la Vivienda de Jujuy Lucio Abregú y al ex vocal Pablo Tolosa, que anteayer fue detenido junto a Marta Gutiérrez, otra funcionaria del ex gobernador peronista Eduardo Fellner.

En el marco de esas investigaciones por pagos de obras que no habrían llegado a destino, el juez Mercau, a pedido de la fiscal de feria, Liliana Fernández de Montiel, también allanó propiedades de Sala y oficinas de la Tupac Amaru.

La detención de la diputada del Parlasur durante 14 días -por una contravención y un delito excarcelable- generó múltiples reclamos de su defensa, un pedido de "acción...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA