Adiós a la billetera: mitos y verdades del ecosistema fintech argentino

 
EXTRACTO GRATUITO

En el paraíso fintech la billetera no existe más y las fricciones para comprar o vender se terminaron. No hay más tarjeteros para guardar plásticos ni peligro de perderlos. Se terminaron los pedidos de "cambio" al comprar en un quiosco y las comisiones por hacer transacciones. Los referentes argentinos sueñan con un mundo en el que el celular pase a ser el centro de las operaciones y apuestan a la colaboración con los bancos por un objetivo en común: incluir a más argentinos en el sistema financiero.

En el sector que integra finanzas con tecnología hay más de 110 startups, señala el sitio Finnovista. También hay potencial exportador: la mitad de las compañías operan en otros países. Los mayores segmentos son pagos (que representa un 28% del total), préstamos (18%) y gestión de finanzas empresariales (16%). El 3 de noviembre pasado se constituyó la Cámara Argentina de Fintech, hoy integrada por 88 emprendimientos. La institución asevera que el volumen transaccionado a través de las startups miembros crece cada vez más y que en los últimos doce meses fue de alrededor de US$6000 millones. Además, sostiene que el sector da empleo a alrededor de 6000 personas y que crece, en promedio, un 110% al año.

El avance no se da sin prejuicios. Hay mitos que rodean el ecosistema: que solamente atraen a jóvenes de alto nivel socioeconómico y que las compañías del sector están completamente desreguladas son solamente algunos de ellos. Los referentes de los distintos segmentos se esfuerzan en derribarlos, porque saben que, para crecer, la torta necesita un baño de confianza.

No es solo para palermitanos

El primer mito está relacionado con el público objetivo. Los referentes coinciden en que el target de las fintech se divide en dos. Por un lado, los jóvenes acostumbrados a utilizar tecnología para sus operaciones de la vida cotidiana. Por el otro, el porcentaje de la población argentina que no está bancarizado, que, de acuerdo con el Banco Mundial, asciende al 51,3%. Laura Gisbert, COO de la plataforma de préstamos Afluenta, detalla que las apps como la suya intentan apuntar a clientes que los bancos no quieren o a aquellos que se autoexcluyen. "Hay varios que ni intentan entrar porque tienen miedo de que los echen", señala.

Por otro lado, Bruno Ferrari, cofundador del broker online 123Seguro, ratifica un perfil amplio de consumidores en su segmento. "Hemos asegurado desde autos de lujo hasta algunas unidades de más de 20 años de antigüedad. Es un mercado masivo, pero el tema es el sesgo de la tecnología: para que los usuarios lleguen a nuestras plataformas, tienen que estar acostumbradas al celular o a la computadora", admite.

La amplitud de perfiles también se confirma con los clientes empresariales. Para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA