Acerca de la edad de inimputabilidad en Argentina

Autor:Osvaldo N. Tieghi
 
EXTRACTO GRATUITO
Tieghi, Acerca de la edad de inimputabilidad en Argentina
1
Acerca de la edad de inimputabilidad en Argentina*
Por Osvaldo N. Tieghi
1. Auge de la delincuencia de la infancia y la niñez. Causas
Desde hace más de treinta años venimos alertando, predictivamente, con fun-
damento científico-empírico, acerca de la inevitable inficción, estragamiento o co-
rrupción moral que iba a tener lugar sobre niños, jóvenes y adultos, a causa del me-
noscabo o desprecio institucional por su educación moral y por las leyes científicas
que rigen su condicionamiento (modelamiento y moldeamiento) en el placer virtuoso1.
Dijimos desde entonces que el delito y la generación de tendencias juveniles
criminógenas (hábitos, impulsos, reflejos o estructuras impulsivo-motivacionales on-
togenéticamente adquiridos) no era sólo consecuencia del aprendizaje subcultural
del delito sino, también, del despreciable abandono de la educación virtuosa de
nuestros hijos o crisis institucional del aprendizaje social de índole moral (causalidad
deficiente y no eficiente o “ausencia de bien”, como ya enseñaba San Agustín dieci-
séis siglos antes que comenzaran a probarlo –en las primeras décadas del siglo XX–
los científicos conductuales por medio de la experimentación2.
Es en estos tiempos aciagos cuando se aprueba, premia o cesa de reprobarse
suficientemente la conducta antisocial3.
En tales períodos transicionales críticos, al tiempo que las sociedades, Estados
y repúblicas evolucionan, moderada e imperceptible o brusca y repentinamente,
hacia su desintegración conductual axionormativa, la interacción impulsivo motiva-
cional de sus miembros y de sus innumerables grupos univinculados van adquirien-
do el mayor antagonismo y agresividad, incluyendo a las familias y a los niños que
cursan la segunda infancia desde los siete a los doce años y, decidida e inequívo-
camente, luego de ella4. A su vez los procesos de aprendizaje van llevando al condi-
cionamiento colectivo o generalizado del placer en el vicio.
2. Maduración infantil. Primera y segunda infancia
Mientras los infantes de siete a doce años –y tanto más los mayores de ese pe-
ríodo de edad– maduran y aprenden por la observación-imitación de la conducta de
* Extraído del artículo publicado en la revista electrónica “Archivos de Criminología, Criminalís-
tica y Seguridad Privada”, México, editada por la Sociedad Mexicana de Criminología Capítulo Nuevo
León A.C. (www.somecrimnl.es.tl). Bibliografía recomendada.
1 Tieghi, Osvaldo N., Teoría reflejo-condicionada institucional del delito, LL, 1976-A-640.
2 Tieghi, Osvaldo N., Criminalidad, ciencia, filosofía y prevención, Bs. As., Universidad, 2004, p.
174 y 175.
3 Tieghi, Osvaldo N., El estallido criminal en Argentina, sus causas y remedios, LL, 1985-C-
1103; Causas del auge de la criminalidad. Corrupción y desintegración nacional e internacional, LLAc-
tualidad, 15/4/99; La prevención comunitaria, LL, 1990-A-1109; Una criminología del siglo XIX para
una delincuencia del siglo XX, LL, 1986-A-1001, entre otras.
4 Tieghi, Criminalidad, ciencia, filosofía y prevención, p. 514 y siguientes.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA