Al reformar el Código Procesal Penal el Gobierno podrá nombrar 17 nuevos fiscales

 
EXTRACTO GRATUITO

El para las investigaciones penales que el envió ayer al Senado para su tratamiento les da mayor poder a los fiscales y contempla la posibilidad de que elijan qué casos investigar y cuáles no, excepto en los casos de corrupción de funcionarios. Pero además crea 17 nuevas fiscalías generales en todo el país y 20 defensorías oficiales.Estos cargos deberán ser cubiertos por concurso, a partir de los cuales se eleva una terna al Gobierno, que elige un nombre por cargo para ser avalado por el Congreso. Este procedimiento generó controversias en los últimos tiempos por la intención del Gobierno de imponer candidatos afines al oficialismodispone además la creación de una Oficina Judicial que se encargará de las cuestiones administrativas y el nombramiento de 1713 empleados en fiscalías y defensorías de todo el país, 37 de las cuales están aún por crearse, con lo que se descuenta que pasará tiempo hasta su implementación total.En Tribunales se encendió la alarma ante el temor de que se modifique la ley de Ministerio Público permitiendo la designación o el desplazamiento horizontal de fiscales o empleados sin tener en cuenta los cánones de la Constitución,La iniciativa, cuyo texto se conoció ayer tras el anuncio que hizo anteanoche la presidenta Cristina Kirchner por cadena nacional, reduce a tres años los plazos para las causas penales, castiga a los jueces que demoren los casos, establece medidas alternativas a la prisión preventiva, amplía la intervención de las víctimas en los procesos y prevé la expulsión de los extranjeros sorprendidos delinquiendo en casos menores.Éstos son los principales ejes que reúnen los 349 artículos y dos anexos del proyecto de ley, y que suponen un cambio muy profundo en la manera en que tramitarán las causas penales. El Código Procesal es la ley que establece las reglas para las investigaciones penales. El cambio principal es que propone que, en lugar de ser los jueces los que investiguen, ahora serán los fiscales los encargados de hacerlo. Los jueces se convertirán en un tercero imparcial, que evaluará la legalidad de las pruebas que presente el fiscal. Un árbitro, que tendrá autoridad, como ahora, para allanar, detener e intervenir teléfonos, pero a pedido del fiscal.Este sistema, denominado acusatorio, reemplaza al viejo mecanismo inquisitivo y al mixto que se aplica en la justicia federal desde 1992, cuando se hizo la última reforma, que quedó a medio camino.Este sistema acusatorio, más moderno y vigente en casi todo el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA