Fuera del freezer: los precios en los súper no dejan de aumentar

 
EXTRACTO GRATUITO

La amenaza de "tolerancia cero" de Guillermo Moreno no fue suficiente. Aunque con esas palabras el secretario de Comercio Interior quiso evitar que se repitieran las subas de precios que se detectaron en algunos supermercados desde los primeros días de vigencia del congelamiento que él impuso, los valores de muchos productos, si bien a un ritmo menor, no han dejado de aumentar, especialmente en los comercios que están sujetos a controles menos estrictos. Así lo muestra una investigación de la consultora Elypsis, que relevó los precios de 53.000 productos en supermercados de todo el país y que certifica lo que, a una escala menor, habían venido denunciando distintas asociaciones de defensa del consumidor en las últimas semanas.En tanto, como muestran las propias cifras oficiales, en los sectores no alcanzados por el congelamiento, los precios siguen subiendo a paso ligero.La investigación de Elypsis se inició a mediados de febrero, poco después de que se anunciara el "acuerdo" entre las grandes cadenas de supermercados y la Secretaría de Comercio Interior para congelar los precios de los productos por 60 días (el 25 de marzo, la vigencia de esa medida, a la que se habían sumado otros comercios, como supermercados regionales, autoservicios chinos y cadenas de electrodomésticos, se extendió hasta el 31 de mayo). Según esa estimación, que no constituye un índice de precios comparable con el oficial (ver página 2) y cuyos primeros resultados fueron adelantados a LA NACION, entre la primera semana de marzo y la primera de abril, es decir, dentro del período de vigencia "original" del congelamiento, los precios de los supermercados subieron, en promedio, 0,34 por ciento. Manteniendo esa tendencia, en la primera quincena de abril los precios subieron 0,17% más.Detrás de esos valores, sin embargo, se esconden grandes diferencias entre los distintos tipos de supermercados.En las principales cadenas, donde los controles oficiales parecen ser más rigurosos, los precios se mantuvieron estables (de hecho, entre la primera semana de marzo y la primera de abril registraron una baja promedio de 0,06% y otra de 0,09% en las dos semanas siguientes). En cambio, en los supermercados regionales o de localidades específicas la suba durante marzo llegó a 0,53% y en la primera quincena de abril sumó un 0,43% adicional. Es decir, casi 1% en un período de seis semanas, en el cual los precios debían estar congelados.Luciano Cohan, economista jefe de Elypsis, explicó que el cálculo se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA