Resolución Nº 1234/2013

Emisor:Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo
Fecha de la disposición:23 de Diciembre de 2013
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO



AUTORIDAD DE CUENCA MATANZA RIACHUELO

ResoluciónNº 1234/2013Bs. As., 23/12/2013

VISTO el expediente ACR: 0005244/2012, la Ley Nº 26.168, las Resoluciones ACUMAR Nº 566/2010, 662/2012 y sus modificatorias, y

CONSIDERANDO:

Que la Ley Nº 26.168 creó la AUTORIDAD DE CUENCA MATANZA RIACHUELO como ente de derecho público interjurisdiccional, con competencias en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los partidos de Lanús, Avellaneda, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, La Matanza, Ezeiza, Cañuelas, Almirante Brown, Morón, Merlo, Marcos Paz, Presidente Perón, San Vicente y General Las Heras, de la Provincia de Buenos Aires.

Que la Ley Nº 26.168, en su artículo 2º in fine, dispone que la ACUMAR dictará sus reglamentos de organización interna y de operación.

Que con fecha 8 de julio de 2008 la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACION dictó sentencia en la causa “MENDOZA, BEATRIZ SILVIA Y OTROS C/ESTADO NACIONAL Y OTROS S/DAÑOS Y PERJUICIOS (daños derivados de la contaminación ambiental del Río Matanza - Riachuelo)”, disponiendo en el Punto I) Objetivos, la obligación de la ACUMAR de adoptar alguno de los sistemas internacionales de medición que se encuentran disponibles a fin de medir el nivel de cumplimiento de los objetivos establecidos en la sentencia de referencia.

Que en tal sentido la ACUMAR dictó, en uso de sus facultades y en el marco de lo ordenado en el párrafo precedente, la Resolución ACUMAR Nº 566/2010, protocolizada con fecha 24 de noviembre de 2010, mediante la cual se aprobó el Sistema de Indicadores.

Que cumpliendo con dicha Resolución se realiza la Revisión del Sistema de Indicadores, a partir de la necesidad de realizar adecuaciones y actualizaciones habida cuenta del tiempo transcurrido y las sucesivas modificaciones en la estructura interna de la ACUMAR, y a los efectos de contemplar la propia experiencia surgida de la implementación del Sistema, y las recomendaciones efectuadas por la Auditoría General de la Nación (AGN), la Auditoría Interna de ACUMAR, y los expertos con reconocimiento nacional e internacional.

Que en virtud de la mencionada necesidad de efectuar adecuaciones y actualizaciones al Sistema de Indicadores implementado por ACUMAR, resulta conveniente derogar la Resolución ACUMAR Nº 566/2010.

Que, asimismo, se evidencia necesario contar con un mecanismo ágil y eficiente que permita validar las actualizaciones al Sistema de Indicadores, con el objeto de posibilitar que sus usuarios accedan a información más precisa y actualizada al momento de analizar los aspectos relevantes asociados a cada indicador, confiriéndoles sustento jurídico a la presentación pública de los resultados.

En virtud de lo expuesto, es dable destacar que el Decreto Nº 1.759/1972, reglamentario de la Ley Nº 19.549 Nacional de Procedimientos Administrativos, establece en su Título I, artículo 2°, que los Ministros, Secretarios de Presidencia de la Nación y órganos directivos de entes descentralizados podrán delegar facultades a sus inferiores jerárquicos, a fin de asegurar la celeridad, economía, sencillez y eficacia de los trámites, todo ello sin perjuicio de entender eventualmente en la causa si se interpusieren los recursos que fueren pertinentes.

Que el CONSEJO DIRECTIVO de ACUMAR, en uso de sus funciones, aprobó la presente resolución.

Que ha tomado intervención la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS de ACUMAR.

Que la presente se dicta en uso de las facultades conferidas por la Ley Nº 26.168.

Por ello,

EL PRESIDENTE

DE LA AUTORIDAD DE CUENCA MATANZA RIACHUELO

RESUELVE:

ARTICULO 1º

— Derogar la Resolución ACUMAR Nº 566/2010.

ARTICULO 2º

— Aprobar el “Modelo Conceptual adoptado para el Sistema de Indicadores de ACUMAR” que, como Anexo I, es parte integrante de la presente.

ARTICULO 3º

— Aprobar el “Listado de Indicadores” que, como Anexo II, es parte integrante de la presente.

ARTICULO 4º

— Aprobar los “Instrumentos para la Mejora del Sistema de Indicadores. Procedimientos” que, como Anexo III, son parte integrante de la presente.

ARTICULO 5º

— Aprobar el “Listado y clasificación de actualizaciones” al Sistema de Indicadores que, como Anexo IV, forma parte de la presente.

ARTICULO 6º

— Instruir al PRESIDENTE EJECUTIVO de la ACUMAR a aprobar las “Fichas Metodológicas”, el “Cronograma de Publicación” correspondiente al nuevo Listado de Indicadores, y el procedimiento destinado a instrumentar el “Mecanismo para la Actualización del Sistema de Indicadores” respetando el “Listado y clasificación de actualizaciones”, aprobado en el artículo anterior.

ARTICULO 7°

— La presente entrará en vigencia al día siguiente de su publicación en el BOLETIN OFICIAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA.

ARTICULO 8°

— Regístrese, comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese. — Arq. MARCELO CUFRE, Presidente, Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo.

ANEXO I

MODELO CONCEPTUAL ADOPTADO PARA EL SISTEMA DE INDICADORES DE ACUMAR.

  1. Antecedentes.

    Al momento de efectuar la selección del modelo sobre el cual se sustenta el Sistema de Indicadores adoptado por ACUMAR, fueron considerados los resultados alcanzados en el trabajo adjunto al presente como Anexo A, en donde se efectuó un análisis y comparación de distintos Sistemas de medición reconocidos y utilizados internacionalmente (1), y en el que se pusieron de relieve las ventajas y desventajas asociadas a la potencial implementación de cada uno de ellos para el caso de la Cuenca Matanza Riachuelo, de acuerdo con los objetivos perseguidos por parte de ACUMAR.

    El trabajo señala que el Sistema Socio-ecológico (SSE) desarrollado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el marco de su Proyecto para la Evaluación de la Sostenibilidad en América Latina y el Caribe (ESALC), es el Sistema que mejor se ajusta a la realidad y escala de la Cuenca Matanza Riachuelo por su adaptabilidad, idoneidad para medir los objetivos e integralidad.

    En este Proyecto, la CEPAL propone al Sistema Socio-ecológico como la unidad básica para el análisis y abordaje de la problemática de desarrollo sostenible en un espacio determinado. En este sentido, funciona como un sistema integrador, basado en cuatro dimensiones que son representadas mediante cuatro subsistemas, vinculados entre sí por flujos.

    La conceptualización original que presenta el Sistema Socio-ecológico (2) considera:

    Un subsistema social que incluye de forma amplia las variables referidas a la calidad de vida de las personas (satisfacción de las necesidades materiales y no materiales del ser humano), la renta y su distribución, y los aspectos demográficos.

    Un subsistema económico que incluye la producción y el consumo de bienes y servicios, el comercio, el estado general de la economía, la infraestructura y los asentamientos humanos (el ambiente construido), y los desechos generados por el consumo y la producción.

    Un subsistema institucional que contiene las instituciones formales e informales de la sociedad, entre las que se encuentran las leyes, regulaciones y políticas, las principales estructuras y procesos sociales (agentes sociopolíticos, procesos políticos, estructuras de poder, etc.), y el conocimiento y los valores de la sociedad.

    Un subsistema ambiental que incluye el ambiente natural en sus aspectos de ecosistemas y recursos naturales, procesos ecológicos, condiciones de soporte vital y la biodiversidad.

    Por su parte, los flujos o interrelaciones principales entre los subsistemas fueron seleccionados para ser tan neutros y universales como sea posible. En este sentido, se representan por flechas de ida y/o vuelta, y pertenecen a dos tipos básicos: por un lado, los flujos de materia y/o energía entre algunos de los subsistemas (por ejemplo los desechos que salen de la economía o los recursos naturales que entran a ella); y por otra parte, la información, las señales de control, y/o las acciones que generan cambios en las variables y la organización de los subsistemas receptores (por ejemplo los flujos financieros, las regulaciones e impuestos y el establecimiento de áreas naturales protegidas, entre otras posibles).

    Las flechas entre los subsistemas económico e institucional representan interrelaciones tales como políticas e instrumentos económicos, en un sentido, y flujos monetarios (como el pago de impuestos), en el otro.

    Las flechas entre el subsistema económico y el ambiental consideran, entre otros aspectos, los flujos de bienes y servicios ambientales (como los recursos naturales) hacia la producción o hacia el consumo directo, y en el otro sentido, la basura generada por el consumo y la producción, que fluye hacia el medio ambiente.

    Las flechas entre el subsistema económico y el social incluyen, a modo de ejemplo, los efectos del consumo sobre la calidad de vida, la oferta y demanda de empleo, y los impactos del ambiente urbano sobre la calidad de vida.

    Las flechas del subsistema ambiental al social incluyen interrelaciones como los impactos de la calidad del ambiente natural sobre la salud humana.

    Las flechas entre el subsistema institucional y el social incluyen los efectos del subsistema institucional sobre el ambiente social de las personas (educación, seguridad, sistemas de valores) y el impacto de la calidad de vida sobre las instituciones (por ejemplo influencia del crecimiento de la pobreza sobre las reivindicaciones sociales).

    Finalmente, las flechas entre el subsistema institucional y el ambiental incluyen fenómenos como los impactos institucionales y políticos directos sobre el subsistema ambiental (áreas protegidas, impactos ambientales de acciones militares y terroristas).

  2. Implementación del SSE para el caso de la CMR.

    Tanto los subsistemas que conforman el SSE como sus interrelaciones, y los cambios que se producen en ellos, son interpretados a través del uso de indicadores. De esta forma, los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA