Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe, 25 de Septiembre de 2018

Fecha de Resolución25 de Septiembre de 2018
EmisorCorte Suprema de Justicia
Cita612/18
Número de CUIJ21 - 511334 - 9

Reg.: A y S t 285 p 353/363.

En la ciudad de Santa Fe, a los veinticinco días del mes de setiembre del año dos mil dieciocho, se reunieron en acuerdo los señores Ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, doctores D.A.íbal Erbetta, R.H.éctor Falistocco, M.L.N. y E.G.S., con la presidencia del titular doctor R.F.G.érrez, a fin de dictar sentencia en los autos caratulados "ZUCCALI, H.O. - RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD EN CARPETA JUDICIAL: 'ZUCCALI, HORACIO OMAR S/ ABANDONO DE PERSONAS'- (EXPTE. N° 12/16) (CUIJ N° 21-07006998-6) sobre RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD (QUEJA ADMITIDA)" (EXPTE. C.S.J. CUIJ N°: 21-00511334-9). Se resolvió someter a decisión las siguientes cuestiones PRIMERA: ¿es admisible el recurso interpuesto? SEGUNDA: en su caso, ¿es procedente? y TERCERA: en consecuencia, ¿qué resolución corresponde dictar? Asimismo, se emitieron los votos en el orden que realizaron el estudio de la causa, o sea, doctores Erbetta, G.érrez, S., F. y N..

A la primera cuestión, el señor Ministro doctor E. dijo:

  1. Mediante acuerdo registrado en A. y S. T. 275, pág. 483, esta Corte admitió la queja por denegación del recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la defensa del imputado contra el fallo 44, del 7 de setiembre de 2016, por medio del cual los Jueces del Colegio de Cámara de Apelación en lo Penal de Rafaela, doctores Oliva y D. y el Conjuez doctor Z., rechazaron la nulidad postulada por la defensa y confirmaron la resolución del Tribunal Penal Oral Pluripersonal de esa ciudad que, a su turno y en lo que aquí interesa, había condenado a H.O.Z. como autor del delito de abandono de persona agravado por la muerte de la víctima a la pena de siete años de prisión, con más las accesorias legales y las costas del proceso (arts. 12; 29, inc. 3 y 106, 1 y 3 párrafos, C.P.). Ello por entender -en una apreciación mínima y provisoria propia de ese estadio- que las postulaciones de la compareciente contaban -prima facie- con suficiente asidero en las constancias de la causa, e importaban articular con seriedad planteos que podían configurar hipótesis de arbitrariedad con idoneidad suficiente como para operar la apertura de la instancia extraordinaria.

    El nuevo examen de admisibilidad que le compete efectuar a este Tribunal a mérito de lo dispuesto por el artículo 11 de la ley 7055, con los principales a la vista, me conduce a ratificar dicho criterio, de conformidad con lo dictaminado por el señor Procurador General a fojas 889/896v. -quien propiciara la declaración de admisibilidad e improcedencia de la vía-.

    Voto, pues, por la afirmativa.

    A la misma cuestión, el señor Presidente doctor G.érrez y los señores Ministros doctores S., Falistocco y Netri expresaron idéntico fundamento al vertido por el señor Ministro doctor E. y votaron en igual sentido.

    A la segunda cuestión, el señor Ministro doctor E. dijo:

  2. En la presente causa, en fecha 11 de diciembre de 2015, el Tribunal Pluripersonal integrado por los doctores B., C. y G.B., luego de celebrado juicio oral, condenó a H.O.Z. como autor del delito de abandono de persona agravado por la muerte de la víctima (art. 106, 1 y 3 párrafos, C.P.) a la pena de 7 años de prisión, accesorias legales y costas (fs. 750/766, expte. ppal.).

  3. Contra tal fallo interpusieron recursos de nulidad y apelación la defensa, y de apelación la querella -por agraviarse de la pena impuesta-, resolviendo los Jueces del Colegio de Cámara de Apelación en lo Penal de Rafaela, doctores Oliva y D. y el Conjuez doctor Z., rechazar la nulidad postulada y confirmar la sentencia de grado (fs. 813/825v., expte. ppal.).

    3.1. Para fundar tal decisión, el A quo abordó primero el recurso de nulidad, que se había fundado en una alegada afectación al principio de congruencia. Al rechazarlo, el doctor Oliva, Vocal que votara en primer término y a quien adhirieran los demás, sostuvo que no se vislumbraba la violación invocada, dado que el encartado nunca careció de información suficiente como para saber de qué conducta omisiva se lo acusaba, ni de qué imputación tendría que defenderse. Explicó que la descripción del hecho y la cita del artículo 106 del Código Penal con el agravante del tercer párrafo figuró tanto en la indagatoria, como en el procesamiento, en la requisitoria de elevación a juicio, en la acusación del Q. y en el acta que registra lo discutido en el debate. C.ó que el temperamento seguido por el Tribunal nunca se apartó de los lineamientos fácticos y jurídicos trazados desde el principio del proceso.

    A su vez, evaluó el Camarista que, tratándose de un pedido de nulidad, incumbía a la impugnante especificar cuál habría sido el perjuicio sufrido, lo cual no había sido efectuado por la defensa.

    3.2. Al abordar la apelación de ambas partes -que también fue rechazada por adhesión de los Vocales doctores D. y Z. a lo expuesto por el doctor Oliva-, analizó el Magistrado primeramente los agravios defensivos referidos a la condena del imputado, relatando los hechos no controvertidos -con cita de lo dicho al respecto en la sentencia de grado-, sus cuestionamientos y las contestaciones de fiscalía y querella. Expresó luego que entendía que la certeza incriminatoria lograda por los Jueces en el debate se encontraba suficientemente explicitada en el fallo y se apoyó en evidencia de cargo capaz de aventar cualquier atisbo de duda, sin perjuicio de que algún extremo tangencial del objeto de prueba pueda no haber sido satisfactoriamente alcanzado.

    Para fundar tal posición, manifestó que el comportamiento fue claramente omisivo, más allá de que el imputado hubiera procurado darle apariencia de acción "...mediante un simulacro de diagnóstico y tratamiento médico..."; y que la conducta debida fue impecablemente justificada en la sentencia de grado con adecuado análisis de aportes de profesionales de la medicina, la psicología y la psiquiatría, consistiendo en enviar a la víctima a un centro asistencial para que reciba "...auxilios efectivos y reales..." (f. 820, expte. ppal.).

    A.ó que el Tribunal inferior examinó lo hecho por Z. en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR