Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 25 de Noviembre de 2016, expediente CNT 047751/2012/CA001

Fecha de Resolución:25 de Noviembre de 2016
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I
 
EXTRACTO GRATUITO

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 91529 CAUSA NRO. 47751/2012 AUTOS: “Z., D. C/ NUEVAS CRISTALERIAS AVELLANEDA S.A. Y OTRO S/

ACCIDENTE- ACCION CIVIL”

JUZGADO NRO. 30 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 25 días del mes de Noviembre de 2.016, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.M.P. de I. dijo:

  1. La sentencia de fs. 772/777 vta. ha sido recurrida por la parte actora a fs. 780/782 y por la codemandada Nuevas Cristalerías Avellaneda SAIC a fs. 784/842. Estas presentaciones merecieron las oportunas réplicas que lucen a fs. 870/874 y fs. 846/858. Asimismo, a fs. 778 y fs. 888 la perito contadora y el perito técnico apelan los honorarios que les fueron regulados por considerar que los mismos lucen reducidos.

  2. Memoro que en las presentes actuaciones, la Sra. Jueza A quo resolvió receptar el reclamo incoado por el actor. El demandante accionó

    peticionando la reparación integral de las secuelas psíquicas incapacitantes que padece, cuyo origen atribuyó a la labor desempeñada para la empresa demandada y a los malos tratos recibidos de parte de quien fuera su superior en la misma; fundó su pretensión en las disposiciones del Código Civil. Para decidir, la anterior Magistrada consideró que con las pruebas producidas (en especial la prueba de informes, la pericial psicológica y la prueba testimonial), el accionante logró comprobar el necesario nexo causal entre la patología que la forense detectó y las situaciones de maltrato sufrido por la persona trabajadora, de suficiente entidad como para desencadenar la afección que porta. En consecuencia, resultó condenada quien fuera empleadora del Sr. Z. a resarcir al actor con la cantidad determinada en el fallo, con sustento en la normativa civil invocada al demandar -arts. 1.109, 1.113 y cc. del C.C. (actuales arts.

    1724,1749 y 1753 CCCN)-. Respecto a la aseguradora de riesgos del trabajo contra la cual también se demandó, devino el rechazo del reclamo interpuesto.

    La Sra. Jueza de Primera Instancia advirtió la falta de mención en la demanda respecto de las inconductas concretas que la parte actora le atribuyó a la ART, con lo cual no pudo responsabilizársela en los términos expuestos en el inicio (cfr. art 1074 CC-actuales arts. 1716 y 1749 CCCN-). Las costas procesales resultaron a cargo de la demandada Nuevas Cristalerías Avellaneda SAIC –a Fecha de firma: 25/11/2016 Firmado por: GLORIA PASTEN DE ISHIHARA, JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA #20041414#167811944#20161125114309933 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación excepción de las irrogadas por la actuación de la ART que se distribuyeron en el orden causado-.

  3. La parte actora apela el pronunciamiento de anterior instancia.

    Se agravia frente al rechazo de su pretensión de condena respecto de la ART y peticiona la revisión del fallo conforme los términos que enuncia en su memorial. Además, cuestiona los honorarios que fueron regulados a su representación letrada por considerarlos exiguos.

    La parte demandada Nuevas Cristalerías Avellaneda SAIC apela el resultado del fallo recaído que la alcanza. Se queja por el análisis de las pruebas que realizó la Sra. Magistrada que me precedió y que la condujeron a dictar la condena. Controvierte la valoración de la pericia psicológica y de las declaraciones de los testigos. Deduce crítica por el rechazo de la excepción de prescripción que interpuso como defensa. Replica las consideraciones expuestas en el fallo que llevaron a apartarse de las disposiciones del régimen especial de riesgos del trabajo y apela la falta de extensión de la condena respecto de la restante accionada invocando en el memorial la normativa que –

    entiende- resulta de aplicación. Cuestiona el monto que alcanza la condena por considerarlo excesivo, la tasa de interés aplicable y, respecto a los honorarios, apela la totalidad de las regulaciones efectuadas en la sentencia por estimarlas elevadas.

  4. Cuestiones de orden metodológico conducen a dar tratamiento, en primer término, al recurso interpuesto por la parte demandada.

    Para comenzar, sobre la resolución recaída respecto a la excepción de prescripción que opuso en el responde adelanto que -de compartirse la solución que propicio- la decisión adoptada en grado deberá ser confirmada.

    Observo que el apelante, en lo sustancial, no cumple con las disposiciones que determina el art. 116 L.O. al intentar fundar su memorial y por ello, el mismo no reviste la entidad recursiva que pretendió atribuirle. Advierto que se remite a los términos ya expresados en oportunidad de contestar la demanda (v. fs. 242 vta/244) sin rebatir lo concluido por la Sra. Jueza que me precedió en cuanto a que, en este caso particular, el reclamo versa sobre “…

    una enfermedad de lenta y progresiva evolución, sin atribuirla a un solo hecho súbito y violento sino, más bien, a la repetición de conductas hostiles por parte del Sr. R. a lo largo del tiempo…”(ver fs. 773 in fine).

    Más allá de lo expuesto, coincido con lo decidido por la anterior judicante y, en orden a lo indicado sobre la documentación que da cuenta de la atención neurológica del actor anterior a los hechos de autos (Historia Clínica de la Obra Social del Vidrio, v. fs. 527/542) una detenida lectura de la misma permite inferir que dicha asistencia obedeció a cuestiones ajenas a las que se ventilan en la causa, en tanto responden a los antecedentes de epilepsia que el accionante padece. Dichas anotaciones no revisten utilidad ni suficiente grado de precisión como para establecer que en momento alguno se hubiera Fecha de firma: 25/11/2016 Firmado por: GLORIA PASTEN DE ISHIHARA, JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA #20041414#167811944#20161125114309933 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación efectuado una determinación de incapacidad con el alcance indicado en la sentencia en oportunidad de resolver el tratamiento de la excepción planteada; motivo por el cual –a mi criterio- no existen razones que permitan modificar lo decidido en el punto por la anterior Jueza.

    Cuestiona la parte apelante la valoración de la pericia psicológica que se le practicó al actor y las conclusiones a las que la perito arribó (v. fs.

    519/521 y sus aclaraciones de fs. 596/597); material probatorio que junto con la prueba de testigos colectada en autos formaron convicción en la Sra. Jueza de Primera Instancia sobre la existencia cierta de daño pasible de reparación, su vinculación con el ambiente de trabajo y las situaciones dañosas que padeció el Sr. Z por un dependiente de la empresa Nuevas Cristalerías Avellaneda SAIC.

    Sugiero que la queja que introduce en el tramo de su memorial de agravios, sea desestimada.

    Una vez más la parte demandada se remite a los datos que surgen de la prueba de informes que luce a fs. 527/542 (Historia Clínica de la Obra Social del Vidrio) y se vale de la misma para mantener la tacha que efectuó

    oportunamente a la pericia de autos. Tal como anteriormente ha sido expuesto, puede advertirse la diferencia entre la dolencia neurológica (epilepsia)

    diagnosticada y tratada por la entidad médica (v. 531); y el daño psíquico que detectó la forense interviniente. En el particular se ha debatido sobre las consecuencias en la estructura psicopatológica del Sr. Z. (en palabras de la experta v. fs. 521 in fine) que indicó se hallaba (y también cfr. fs. 520 vta) “…

    libre de patología psíquica donde se produce la situación que da lugar a la presente causa y que ocasiona el consiguiente cambio de posición subjetiva (denominada daño psíquico por la ciencia médica), presentándose como aquellas perturbaciones que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA