Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 24 de Octubre de 2017 (caso ZANET JULIAN ARIEL c/ NEXTEL COMMUNICATIONS ARGENTINA SRL s/DESPIDO)

Fecha de Resolución:24 de Octubre de 2017
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X 7337/2014 ZANET JULIAN ARIEL c/ NEXTEL COMMUNICATIONS ARGENTINA SRL s/DESPIDO CABA, 24 de octubre de 2017.- SD El Dr. DANIEL E. STORTINI dijo:

  1. ) Vienen estos autos a la alzada a propósito del recurso que contra el pronunciamiento de fs. 266/268vta. interpuso el actor a tenor del memorial obrante a fs.

    271/276, el cual no mereció réplica. Asimismo existen apelaciones por los honorarios regulados a los profesionales intervinientes (fs. 269 y 276, ap. 7).

  2. ) El primero de los agravios del actor se dirige a cuestionar la conclusión de la señora juez que me he precede de considerar apresurada e injustificada la decisión del trabajador de colocarse en situación de despido indirecto.

    Como fundamento de su posición y como cuestión primordial, el apelante se agravia en relación con la validez que la “a quo” otorgó a la comunicación cursada por la empleadora en respuesta al requerimiento del trabajador para que aclare la situación laboral por haberle negado el ingreso a la empresa el día 11/10/2013. Alega en los agravios que “el actor no se enteró de los términos de las respuestas patronales”. En este punto, anticipo mi coincidencia con lo decidido por la magistrada de grado.

    Arriba incuestionado a esta instancia revisora (y ello surge de las constancias telegráficas adjuntadas en autos a fs. 40/45) que la comunicación de la sanción por 2 días de suspensión a efectivizarse el viernes 11 y el martes 15 de octubre de 2013 que la demandada impuso a Z. -con fecha de imposición 10/10/13- y su reiteración cursada 5 días después, fueron remitidas al domicilio de R.G. 1754, piso 2º “9” (C.P.

    1636) de la localidad de V.L., Pcia. de Buenos Aires y no fueron entregadas por encontrarse el referido domicilio “cerrado/se dejó aviso de visita”.

    Cabe resaltar que el mencionado domicilio al cual dirigió la empleadora las comunicaciones aludidas coincide –tal como lo resaltó la “a quo”- con el inserto por el propio trabajador como remitente en el intercambio postal previo a la contienda e incluso con el denunciado en la demanda, argumentación que no mereció cuestionamiento válido del ahora recurrente. Lo dicho (al compartir la valoración que al efecto se efectuó en Fecha de firma: 24/10/2017 Alta en sistema: 21/11/2017 Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA #20642147#191768282#20171024095801599 el fallo de primera instancia) me conduce a darle validez a las mencionadas notificaciones por aplicación de la buena fe que prevé el art. 63 de la L.C.T. al ser inaplicable –en este específico caso- la doctrina del carácter recepticio de las comunicaciones como pretende el demandante y resaltar que no existen constancias (ni siquiera fue invocado) de que el actor haya concurrido al establecimiento postal a fin de anoticiarse de las comunicaciones referidas conforme los avisos de visita que recibió en su domicilio.

    En esos términos, tal como lo adelanté, corresponde el rechazo de este segmento de los agravios.

  3. ) Asimismo el actor se agravia al argumentar que a través del testimonio de S. se encuentra probado que concurrió personalmente a su lugar de trabajo en la fecha indicada en la comunicación rescisoria y que ese día recibió maltratos por parte de los gerentes de la empresa, actitud por demás injuriosa para justificar el despido (indirecto) en que se colocó ese mismo día (16/10/2013).

    La mencionada testigo nada refirió en relación con los hechos aludidos. Solo declaró que el actor “dejó de trabajar en el año 2014” (en realidad no es un hecho controvertido que el despido acaeció el 16/10/2013)… “pero no recuerda bien el mes y desconoce en qué contexto dejó de trabajar, no sabe si renunció o si lo despidieron….” (ver fs. 136/137).

    Si por considerar un mero error del apelante al consignar el apellido de la declarante en este aspecto y entender que en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA