¿Y si Zamora es presidente?

 
EXTRACTO GRATUITO

Envuelto en la sospecha y el descrédito, el viejo sistema electoral podría dejar a los argentinos sin un presidente nuevo el 10 de diciembre. Habrá un presidente electo, sin duda, pero nadie sabe ahora cuándo estará en condiciones de asumir. La estrechísima diferencia que señalaría un triunfo en primera vuelta o la necesidad de una segunda ronda abrirían un período de alta conflictividad política y electoral.

Cuando faltan menos de 50 días para la primera vuelta electoral, esa perspectiva depende también de que las encuestas actuales se conserven en el tiempo que resta. Será así en tanto Daniel Scioli y Mauricio Macri se mantengan estancados en las mediciones, como lo están desde las primarias. Depende, además, de que el caso que estalló sobre el candidato macrista Fernando Niembro no erosione los números de Macri, y de que Sergio Massa siga reteniendo el caudal de votos de las primarias, lo que les impide crecer a los otros dos.

Todavía no fueron escrutados todos los votos de Tucumán cuando pasaron tres semanas desde las elecciones. Por el escándalo tucumano (y tras el robo de urnas en el conurbano bonaerense), el escrutinio provisional se convirtió en poco confiable como para otorgar un triunfo por una diferencia de uno o dos puntos. O por décimas. Ésa es la distancia pequeña y fluctuante que separa a Scioli de una victoria en la primera ronda. Tiene más votos que Macri en todas las encuestas, pero en todas también está muy lejos del 45% (que le daría un triunfo claro en la primera ronda) y tampoco alcanza la diferencia de más de 10 puntos, si sacara entre el 40 y el 45%, ante su principal rival.

¿Qué sucedería si fuera necesario esperar el escrutinio definitivo para saber si habrá segunda vuelta? Entre la primera y la segunda vuelta habrá sólo 27 días. Si Tucumán lleva escrutando 20 días y no terminó, ¿cuántos días consumiría el escrutinio definitivo de todo el país? Es cierto que las elecciones presidenciales serán más simples que el desaforado sistema de acople tucumano, pero es igualmente veraz que la geografía y el número de votantes nacionales son infinitamente mayores que los de Tucumán. ¿Cuándo, entonces, los candidatos y los argentinos sabrán si habrá o no segunda vuelta? Nadie contesta. Los jueces de la Cámara Nacional Electoral, conscientes de la gravedad de la situación, están colocando una atención especial en la provincia de Buenos Aires, el único de los grandes distritos (y el más grande de todos, por lejos) que hará su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA