Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala A, 13 de Octubre de 2017 (caso Z. V. A. c/ BARILO SRL Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS)

Fecha de Resolución:13 de Octubre de 2017
Emisor:Camara Civil - Sala A
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A 17047/2007 “Z.,

V.A. c/B.S.R.L. y otro s/ Daños y perjuicios”

Expte. n.° 17.047/2007 Juzgado Civil n.° 15 En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los días del mes de octubre del año dos mil diecisiete, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala “A” de la Excma.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: “Z.,

V.A. c/B.S.R.L. y otro s/ Daños y perjuicios”, respecto de la sentencia de fs. 570/574 el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿SE AJUSTA A DERECHO LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señores jueces de cámara doctores:

SEBASTIÁN PICASSO - RICARDO LI ROSI – H.M..

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL DR.

SEBASTIÁN PICASSO DIJO:

  1. La sentencia de fs. 570/574 rechazó la acción interpuesta contra Vía Bariloche S. R. L, Vía Bariloche S. R. L. – El Valle, y Protección Mutual de Seguro del Transporte Público de Pasajeros, con costas a los condenados. Asimismo hizo lugar a la demanda y condenó a B.S.R.L. a abonar, dentro del plazo de 10 días, la suma de $ 55.000 a

    V.A.Z., con más intereses y las costas del juicio. Hizo extensiva la condena a Provincia Seguros S.

    A.

    El pronunciamiento fue apelado por la citada en garantía condenada, quien se queja a fs. 684/686 por los montos reconocidos por los ítems “daño moral” y “lucro cesante”. Además cuestiona la tasa de interés fijada en la instancia de grado. Esta presentación recibió la respuesta del actor a fs. 697/701.

  2. Memoro que los jueces no están obligados a hacerse cargo de todos y cada uno de los argumentos expuestos por las partes ni a analizar las pruebas producidas en su totalidad, sino que pueden Fecha de firma: 13/10/2017 Alta en sistema: 23/11/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, #14997170#187719993#20171019091235048 centrar su atención únicamente en aquellos que sean conducentes para la correcta decisión de la cuestión planteada (art. 386, Código Procesal).

    Por otra parte creo menester poner de resalto que, si bien a partir del 1 de agosto de 2015 ha entrado en vigor el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, los hechos ventilados en el sub lite (y por ende, la constitución de la obligación de reparar) han acaecido durante la vigencia del Código Civil derogado. Por consiguiente –y con excepción de lo que enseguida diré respecto de la cuantificación del daño- la cuestión debe juzgarse –en principio- a la luz de la legislación derogada, que mantiene ultractividad en este supuesto (art. 7, Código Civil y Comercial de la Nación; vid. R., P., Le droit transitoire. C. des lois dans le temps, D., Paris, 2008, p. 188/190; K. de C., A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes, Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2015, p.

    158).

    Cabe hacer excepción a esta regla en lo que respecta a las normas relativas a la cuantificación del daño, dado que ellas no se refieren a la constitución de la relación jurídica (obligación de reparar) sino solo a las consecuencias de ella, y no varían la naturaleza ni la extensión de la indemnización que tiene derecho a percibir la víctima, pues se limitan a sentar una pauta para su liquidación. En este sentido dice K. de C.:

    Hay cierto acuerdo en que debe distinguirse entre la existencia y la cuantificación del daño. La segunda operación debe realizarse según la ley vigente en el momento en que la sentencia determina la medida o extensión

    (K. de C., A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes. Segunda parte, Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2016, p. 234). Por este motivo las reglas contenidas en los arts. 1741 -último párrafo-, 1746 y concs. del Código Civil y Comercial son directamente aplicables al sub lite.

    Por último señalo que, incluso en los aspectos que continúan siendo regidos por la legislación derogada, las disposiciones del Código Civil y Comercial constituyen una valiosísima pauta interpretativa, en tanto condensan las actuales tendencias doctrinales y jurisprudenciales y expresan además la intención del legislador de nuestros días (esta sala, 25/6/2015, “C., J.M. c/B., C.R. y otros s/ Daños y perjuicios”; ídem, 30/3/2016, “F., C.E. c/D.P., V.G. y otro s/ Daños y perjuicios”, expte. n.° 11.725/2013; 11/10/2016, “R., J.O. c/A., Fecha de firma: 13/10/2017 Alta en sistema: 23/11/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, #14997170#187719993#20171019091235048 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A A.B. y otro s/ Nulidad de acto jurídico” y “A., A.B. y otro c/ R., J.O. s/ Restitución de bienes”, exptes. n.° 47.289/2001 y 38.328/2003; ídem, CAC y C, Azul, sala II, 15/11/2016, “F., R.A. c/F.M., y otra s/ Desalojo”, LL 2017-B, 109, RCCyC 2017 (abril), 180; G., J.M., “La responsabilidad civil y el derecho transitorio”, LL 16/11/2015, 3).

  3. Como es sabido el artículo 265 del Código Procesal exige que la expresión de agravios contenga una crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considere equivocadas. De esta manera el contenido de la impugnación se relaciona con la carga que incumbe al recurrente de motivar y fundar su queja como acto posterior a la concesión del recurso, señalando y demostrando, punto por punto, los errores en que se ha incurrido, o las causas por las cuales el pronunciamiento se considera injusto o contrario a derecho (Gozaíni, O.A., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comentado y anotado, La Ley, Buenos Aires, 2006, t. II, p. 101/102; K., J.L., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación comentado y anotado, Abeledo-Perrot, Buenos Aires, 2003, t. I, p. 426).

    Desde esta perspectiva, considero que los pasajes de las quejas realizadas por la citada en garantía ante esta alzada logran cumplir, aunque sea mínimamente, con los requisitos antes referidos. De este modo, y a fin de preservar el derecho de defensa en juicio, de indudable raigambre constitucional, no habré de propiciar la deserción del recurso sostenida por el actor a fs. 697, punto II.

    Asimismo, antes de entrar en el tratamiento de los agravios resalto que la cuestión relativa a la responsabilidad atribuida a B.S.R.L. -condena que se hizo extensiva a Provincia Seguros S. A.- ha sido consentida por las partes.

  4. Sentado lo que antecede corresponde analizar las quejas de la citada en garantía sobre los rubros reconocidos al demandante en la anterior instancia.

    1. Daño Moral La anterior sentenciante otorgó la suma de $

      15.000 a favor del Sr. Z. La recurrente solicita que se rechace el presente ítem.

      Señalo que comparto la postura de la colega de grado en cuanto entendió que se configura en la especie un daño moral, más allá de no existir lesiones físicas ni psíquicas permanentes. Pienso que por Fecha de firma: 13/10/2017 Alta en sistema: 23/11/2017 Firmado por: JUECES DE CAMARA, #14997170#187719993#20171019091235048 imperativo constitucional (art. 19, Constitución Nacional, según la interpretación que viene haciendo de él la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y últimamente, en el precedente “R.P., J.L. y otra c/ Ejército Argentino s/ Daños y perjuicios”, 27/11/2012, Fallos: 335:2333) todo daño debe ser objeto de una adecuada reparación, aún si su monto es relativamente poco importante.

      Coincido en tal sentido con las palabras de C.C.: “Aun cuando el perjuicio sea leve, si el mismo reviste el carácter de ‘injusto’ para la víctima (...) debe ser reparado por el responsable. Resulta –a nuestro entender- contrario al espíritu actual del derecho de daños, rechazar la posibilidad de que la víctima pueda reclamar la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA