Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - SALA J, 18 de Diciembre de 2014, expediente CIV 076800/2010/CA001

Fecha de Resolución18 de Diciembre de 2014
EmisorSALA J

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J Expte Nº 76800/2010 “W.D. O. c/ Dota S.A. de Transportes

Automotor y otro s/ daños y perjuicios” J.. Nº 109 nos Aires, a los 18 días del mes de diciembre de 2014,

reunidas las Señoras Jueces de la Sala “J” de la Excma. Cámara Nacional de

Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal, a fin de pronunciarse en los autos

caratulados: “W. c/ Dota S.A. de Transportes Automotor y

otro s/ daños y perjuicios”

La Dra. M. dijo:

I. Vienen las actuaciones a conocimiento del Tribunal con motivo

del recurso de apelación interpuesto por las partes, contra la sentencia obrante a

fs. 542/547.

El pronunciamiento hizo lugar parcialmente a la demanda

promovida condenando a la accionada al pago de la suma de $ 149.600 con

mas sus intereses y costas del proceso haciendo extensiva la condena a la

citada en garantía Argos Mutual de Seguros del Transporte Público de

Pasajeros.

La parte actora expresa agravios a fs. 608/612 y la citada en

garantia a fs.614/617. Corrido el pertinente traslado de ley, obra a fs. 628/ y

630/634 los pertinentes respondes de las contrarias.

A fs. 640 se dicto el llamado de autos, providencia que se

encuentra firme, encontrándose las actuaciones en estado de dictar sentencia.

II. El agravio de la parte actora se funda en lo que considera

irrisoria suma otorgada en concepto de incapacidad sobreviniente, como por la

tasa de interés fijada en el fallo apelado.

Por su parte la aseguradora, cuestiona la responsabilidad

endilgada en la instancia de grado, funda su queja en que no fue merituado en el

fallo apelado, la actuación de la víctima como conocedor de la peligrosidad del

cruce, los montos fijados por incapacidad sobreviniente, tratamiento futuro, daño

moral, como por los intereses establecidos en la instancia de grado y la

extensión de la condena a su parte.

Fecha de firma: 18/12/2014 Firmado por: MARTA DEL R MATTERA, JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: Z.D.W., JUEZ DE CAMARA III. Responsabilidad El caso que nos ocupa se produjo conforme las constancias de

la causa, entre un peatón y un automóvil, por ello y conforme el reiterado criterio

de este Tribunal, resulta de aplicación la norma citada que conlleva una

presunción "iuris tantum" de culpabilidad para el dueño o guardián de la cosa

peligrosa o riesgosa en este caso el colectivo la que debe ser desvirtuada por

el demandado para ser exculpado total o parcialmente.

La presunción constituye un caso de inversión de la carga de la

prueba, porque favorece a quien lo invoca y pone a cargo de la otra parte la

prueba en contrario. Consecuentemente, al tratarse de una presunción, como se

dijo "iuris tantum" el dueño o guardián para eximirse de responsabilidad o

disminuir la que se le atribuye, deberá demostrar culpa de la víctima, la de un

tercero por la que no deba responder, el caso fortuito ajeno a la cosa que rompa

la relación de causalidad adecuada, o que la hubo en menor grado de la que se

le imputa.

Cabe señalar que los accidentes en los que participa un peatón

deben encuadrarse en la doctrina del riesgo creado, siendo indudable que es la

parte débil y vulnerable, la que sufre el embate muchas veces agresivo del

automotor y cuya única defensa, a los fines de preservar su vida y su integridad

psicofísica, consiste casi siempre en esquivar o reaccionar velozmente

desplazándose para evitar ser atropellado. No tiene una carrocería que prevenga

o aminore los efectos del impacto. En estos casos, se enfrenta la fragilidad del

cuerpo humano frente a la fuerza destructora de la máquina (Conf. G.,

J., “Los peatones y el cruce fuera de la senda de seguridad”, LL, 1994

B, 276).

Por lo tanto, estando en juego un factor de atribución objetivo, no

pesa sobre el actor la carga de demostrar la culpabilidad del agente dañoso,

sino que es el demandado quien para eximirse de responsabilidad debe probar

la ruptura del nexo causal, esto es, la culpa de la víctima o la de un tercero por el

que no debe responder civilmente (art. 1113 párr. 2º parte 2ª del Cód.Civil) (Conf.

C.. esta S., 27/04/2010, expte. 1.089/2005 “D., H. O.

c/Agüero, J. y otros” Ídem 4/6/2010 expte. Nº 34.415/05 “Molina, Ana

María c/ López, D. y otros s/ daños y perjuicios” entre muchos otros.

Ello así, por cuanto en el proceso civil los hechos que son objeto

de prueba deben haber sido afirmados por las partes. En principio, en el sistema

dispositivo, el juez no investiga ni averigua, sino que verifica las afirmaciones los

Fecha de firma: 18/12/2014 Firmado por: MARTA DEL R MATTERA, JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: Z.D.W., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J litigantes (Conf. R. A., J. A. R. “Código Procesal Civil y

Comercial de la Nación, 2º edición actualizada, T II, pág. 309).

Desde el punto de vista estrictamente procesal, los litigantes

deben probar los presupuestos que invocan como fundamento de su pretensión,

defensa o excepción, y tal imposición no depende de la condición de actor o

demandado, sino de la situación en que cada litigante se coloque dentro del

proceso.

Por su lado, la convicción del juzgador debe formarse tendiendo a

un grado sumo de probabilidad acerca del modo de producirse el evento, aunque

no se tenga certeza absoluta, porque admitida la existencia del siniestro y ante

versiones contrapuestas, debe realizarse un proceso de selección que

forzosamente conduzca a tener como realmente sucedidas algunas

circunstancias en que se apoyan dichas manifestaciones (Cconf. CNCiv., esta

sala, 17/2//2010 expte. Nº 48.931/07. “V., P. D. c/ D.,

M. y otros s/ daños y perjuicios”) entre otros.

En el terreno de la apreciación de la prueba, el juzgador puede

inclinarse por lo que le merece mayor fe en concordancia con los demás

elementos de mérito que puedan obrar en el expediente, siendo ello, en

definitiva, una facultad privativa del magistrado (conf. CNCiv., esta

sala,11/3/2010, expte 114.707/2004 “V. c/ M.

daños y perjuicios” id, 20/9/2010 expte nº 24507/2006 “A. H. c

Metrovias s/daños y perjuicios”) entre muchos otros.

La aptitud potencial para provocar daños a terceros insita en la

conducción de un automotor y la consiguiente asunción del riesgo y

responsabilidad que ello trae aparejado no obsta a la valoración de la conducta

de la víctima del accidente (Conf CNCiv, esta S., 37/9/2007 “A. D. y otro c/

T. J. N. s/ daños y perjuicios”. Ídem 27/9/2010 expte 48149//2004

C. s / daños y perjuicios

ídem id,

23/6/2011, Expte 103.047/2004 “L. y otro c/ Chuquel Silvia

Estela y otro s/ daños y perjuicios”). –

Las declaraciones testimoniales vertidas por S., tanto

en sede penal como civil, como por los testigos Villegas (fs.288) Britos (fs.289)

Escobar (fs.290) y García (fs.292/293) corroboran la mecánica del hecho, en el

sentido que el conductor de la línea 28, embiste al accionante, al emprender una

maniobra de giro cerrada sobre el cordón, desde colectora de G.. Paz hacia

R. y cuando el actor estaba subiendo a la vereda por lo que en forma alguno

se encuentra acreditado el alegado cruce negligente o temerario alegado, con

Fecha de firma: 18/12/2014 Firmado por: MARTA DEL R MATTERA, JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: Z.D.W., JUEZ DE CAMARA aptitud suficiente como para fracturar el nexo causal impuesto por la normativa

legal.

Es sabido es que todo conductor de un vehículo debe guiarlo en forma

que tenga el pleno dominio sobre él, de acuerdo con las condiciones del camino,

densidad del tránsito, señalamiento, estado del tiempo, visibilidad y demás

condiciones propias del lugar.

Esta obligación pesaba sobre demandado, como guardián de la cosa

peligrosa, pero asimismo por su profesionalidad en la conducción y conocimiento

de las características del lugar, debió extremar su diligencia a fin de evitar

embestir al peatón al efectuar la maniobra de giro.

Es sabido que el deber de prudencia de todo aquel que circula por la vía

pública exige que tenga suficiente dominio del rodado a su mando, en

condiciones tales de poder reaccionar adecuadamente ante las distintas

contingencias u obstáculos que se pudieran presentar y así poder sortearlos

eficazmente, para lo cual debe prestar el máximo de atención y tener completo

control de aquél, a fin de estar en condiciones de realizar maniobras para el

mejor desplazamiento (C.N.Civ., esta sala, 23/3/2010, Expte 89.107/2006

Ivanoff, D., W. s/ daños y perjuicios

, Ídem,

id., 22/4/2010, Expte. Nº 100.782/2006, “M., M.,

R. y otros s/ daños y perjuicios”).

Implica, asimismo, extremar las precauciones, poner el debido cuidado y

atención, como reducir sensiblemente la velocidad, o aun más, detener el

vehículo, en especial concediendo la preferencia de paso a quien tenga derecho

a la misma en el caso el peatón que estaba efectuando el cruce.

Si bien insistentemente hemos sostenido que el peatón debe preservarse

de los peligros del tránsito, que debe actuar con cuidado y prudencia y que su

actitud debe ser siempre diligente, pues le atañe tener conciencia de su propia

fragilidad, no existen en autos elementos que permitan corroborar la conducta

totalmente distraída con la que circulaba el actor, alegada como causal

exculpatoria por la quejosa.

En virtud de ello y de acuerdo a las constancias de la causa y

analizadas las conductas de ambos protagonistas, estimo justo y equitativo

confirmar el decisorio recurrido y desestimar los agravios planteados al

respecto.

Fecha de firma: 18/12/2014 Firmado por: MARTA DEL R MATTERA, JUEZ DE CAMARA Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: Z.D.W., JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J IV.Rubros Indemnizatorios A) Incapacidad sobreviniente La presente partida atento la incapacidad detectada prosperó por

la suma de $100.000, lo que motivó el agravio de las partes.

Esta partida se refiere esencialmente a una merma...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR