Wall Street se jugó al fin de la crisis política

Los inversores se ilusionaron ayer con una nueva reunión entre demócratas y republicanos que podría llegar a destrabar la crisis que, desde hace 10 días, mantiene paralizada a una parte cada vez más importante de la administración federal en Estados Unidos. Incluso porque la cita bastaría para aplicarle un golpe de nocaut al fantasma del default.La posibilidad, deslizada por el veterano legislador republicano Tom Cole (hombre cercano a John Boehner, el también republicano presidente de la Cámara de Representantes), y la sorpresa de un alza mayor que la pronosticada en los pedidos de seguros por desempleo (en la semana del 5 se presentaron 374.000) se combinaron para marcar las alzas del 1% promedio con que abrió ayer Wall Street, tendencia que se profundizó hasta dejar avances del 2% promedio al cerrar el día.Después de todo, la previsión era que se saltaría este escollo y el de la amenaza latente de una cesación de pagos, ya que el acuerdo incluiría una nueva flexibilización de los límites de endeudamiento permitidos, en momentos en que los datos duros de la economía podrían volver a hacer dudar a la Fed sobre...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba