La vuelta de las fusiones y adquisiciones a la Argentina

 
EXTRACTO GRATUITO

La argentina Pampa Energía se quedó con el 67% de Petrobras Argentina por unos US$ 892 millones. BRF, la mayor alimentaria del país vecino, adquirió Campo Austral en unos US$ 85 millones, y la mexicana Bimbo no dudó en firmar la compra de la filial local del negocio de panes congelados y medialunas que era de General Mills. El Grupo Clarín pagó US$ 178 millones por el 51% de Nextel Argentina y la colombiana Avianca despegó en nuestro país con la adquisición de la firma de vuelos ejecutivos de la familia Macri Macair. Son sólo cinco ejemplos de las 29 operaciones de compra y venta de empresas que se produjeron en el primer semestre de este año.

La tendencia lejos está de disiparse. Después de la confirmación de la compra del negocio de yogures y postres de Sancor por parte de Vicentín, ahora un gigante de alimentos está a punto de dar el zarpazo por otra bodega. Un banco internacional le puso cartel de venta a la filial local y se suma a la banca minorista del Citibank, que está a punto de encontrar su nuevo dueño. Otro jugador del entretenimiento onlinemade in Argentina ultima la valuación de sus activos para vestir a la novia -como se llama en la jerga a dejar a la empresa lo más bonita posible en términos contables- para la llegada de un comprador.

Además, un fondo de inversión especializado en firmas de alto impacto sumará dos empresas a su portafolio: una de finanzas y tecnología (fintech) y otra de agro y tecnología.

Después de la agónica actividad de 2015, las fusiones y adquisiciones de empresas (MyA, por sus siglas en inglés) volvieron a la carga durante este año. Los números hablan por sí solos: la cantidad de operaciones aumentó un 61% interanual en seis meses. En millones de dólares la brecha es aún más elocuente. Del agónico monto de US$ 270 millones del primer semestre de 2015 la cifra se multiplicó por 7,3, a los US$ 1996 millones del acumulado a junio último, según un relevamiento exclusivo de la consultora Orlando Ferreras y Asociados para LA NACION.

"El primer semestre de 2016 marcó un cambio de tendencia para volver, de a poco, a los años previos a 2008, en los que se cerraban más de 100 transacciones por año. Más aún cuando por lo menos diez de las transacciones concretadas fueron por valores superiores a los US$ 50 millones", explica Patricio Rotman, director de la consultora especializada Finanzas y Gestión. "La liberación del cepo cambiario, el libre acceso al mercado de cambios, una macroeconomía que empieza a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA