Se volvió una relación peligrosa

COLONIA.- De los años de miradas esquivas; de caminar juntos, a la par, a las relaciones inestables. En la era moderna fue fluctuando, de mil maneras, lo que debería ser una tarea asociada, entre el presente y el futuro. La Argentina modificó su agenda, la misma que otros copiaron para pegar un salto de calidad. La selección mayor y las selecciones juveniles se convirtieron en dos proyectos opuestos, aunque, paradójicamente, una debería alimentar a la otra. Mañana, en Colonia del Sacramento, el seleccionado Sub 20 empezará a desandar un camino con múltiples objetivos, con Humberto Grondona como técnico. Un entrenador que no entra en los planes del Tata Martino, que desea ese puesto para Jorge Theiler, un hombre de su riñón.

Mientras Grondona asegura que la prioridad es clasificarse al Mundial que se realizará en Nueva Zelanda, Martino se desespera para que la selección Sub 20 logre el pasaje para los Juegos Olímpicos, del próximo año, ya que es el sueño del Tata conducir en Río de Janeiro. Nadie está interesado en confirmarlo, pero el propio Martino o un colaborador suyo, sería Raúl...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba