Volver a la inocencia

 
EXTRACTO GRATUITO

Con Songs of Innocence, U2 no sólo sale a pescar a una nueva generación de seguidores con la red que le proporciona Apple y sus 500 millones de usuarios, sino que también lo hace con once canciones repletas de anzuelos apetecibles, listos para que el escucha desprevenido los muerda con placer. En su disco "más personal" desde lo lírico, los irlandeses apuestan por un sonido ciento por ciento radial, con melodías épicas que recuerdan cuánto le deben bandas actuales como Arcade Fire o Imagine Dragons a estos cuatro músicos cincuentones y que serán la delicia de los DJ de turno –de hecho, la edición física del álbum que llegará a partir del 13 del mes próximo, incluirá varios remixes–.Como es habitual en sus discos, la apertura no podía ser más auspiciosa. Una canción hitera, con un coro de voces pegadizo y uno de esos riff filosos y distorsionados con los que The Edge corta a menudo la compacta base de bajo y batería que conforman Adam Clayton y Larry Mullen Jr.. Una banda con casi cuarenta años en la ruta que viaja en el tiempo para reconocerse adolescentes escuchando a los Ramones. La luz de sus vidas. El milagro. De eso se trata el tema que abre el disco: "The Miracle (of Joey Ramone)", homenaje a ese hombre alto y desgarbado que hizo que Bono se animara a cantar. "Encontré mi voz a través de Joey Ramone, porque yo no era el obvio cantante punk-rock ni siquiera un cantante de rock. Yo cantaba como una chica y escuché a Joey, que también cantaba como una chica, y ese fue mi camino", dijo en estos días Bono sobre el tributo explícito a Ramones.De...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA