Volver al 55, el nuevo falso cuco

 
EXTRACTO GRATUITO

Una de las más disparatadas obsesiones del kirchnerismo residual es insistir empecinadamente con la alocada idea de asociar al actual gobierno de Cambiemos con la dictadura militar que sobrevino tras la caída de Juan Domingo Perón, en 1955.

Dirigentes de todo pelaje del Frente para la Victoria buscan que la continua reiteración de esa teoría termine convertida en una verdad inapelable. La empresa es tan ambiciosa que hasta pusieron esa versión nada menos que en la boca del Papa.

Hebe de Bonafini -que con su rebeldía a declarar ante la Justicia por la causa Sueños Compartidos concitó una gran atención mediática en estos días-, en su visita al Vaticano, en mayo último, para pedirle disculpas a Francisco por los múltiples insultos que le profirió cuando todavía estaba entre nosotros como arzobispo de Buenos Aires, aseveró que Francisco le había dicho que la situación actual lo hacía acordar a 1955.

Eso enfureció a los votantes más ultras del presidente Mauricio Macri contra el pontífice y hasta encendió la verba y la pluma de destacados comentaristas.

Pero ello no sucedió: Jorge Bergoglio se limitó a escuchar esa asociación con aquel sombrío año de boca de la titular de Madres de Plaza de Mayo sin hacerla suya. Cuando las agencias de noticias, los medios de comunicación y las redes sociales empezaron a reproducir la información, se fue perdiendo la primera parte (lo que Hebe decía que había dicho el Papa), para saltar directamente a la segunda (la supuesta afirmación de Francisco acerca de que los tiempos actuales se parecen a los de 1955).

Bonafini no era la primera dirigente que se tomaba la licencia de poner en los labios del Papa algo que aparentemente nunca dijo. Ya lo habían hecho otros de menor relieve, sólo que el impacto viral lo consiguió Bonafini. Y quedará para siempre para los que googleen ese episodio, aunque no exista ningún registro audiovisual del Papa diciendo tal cosa.

En los últimos días, el que se sumó al mencionado sonsonete es el ex juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni. Como Guillermo Moreno, que indirectamente ponderó a Jorge Rafael Videla en comparación con Macri porque durante su dictadura no hubo, según sus dichos, el hambre que habría ahora, Zaffaroni también distinguió a José Alfredo Martínez de Hoz para denostar a Macri como un improvisado en materia económica.

No llama la atención que a Zaffaroni se le escape algún agradecimiento involuntario hacia la última dictadura...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA