Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala C, 29 de Noviembre de 2021, expediente CIV 082922/2018/CA001

Fecha de Resolución29 de Noviembre de 2021
EmisorCamara Civil - Sala C

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA C

CIV 82922/2018/CA001 - JUZG. Nº13

En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los días del mes de noviembre de 2021, reunidos en Acuerdo los S.. Jueces de la Sala “C” de la Cámara C.il, para conocer del recurso interpuesto en autos “VOLPINI JULIAN C/NEW

TRAVEL SRL Y O. S/DAÑOS Y PERJUICIOS”, respecto de la sentencia dictada con fecha 3 de agosto de 2021, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo, la votación se efectuó en el orden siguiente: S.. Jueces de Cámara, D.. Trípoli, Converset y D.S..

Sobre la cuestión propuesta el Dr.

Trípoli dijo:

  1. La sentencia de primera instancia hizo lugar a la demanda promovida por J.V. contra New Travel SRL y, en consecuencia, condenó a la sociedad demandada a pagar al actor la suma de $565.400 –

    comprensiva de $360.000 por incapacidad sobreviniente, $180.000 por consecuencias no patrimoniales, $20.900 por daños materiales, y $4500 por privación de uso- con más sus intereses y las costas del proceso. Finalmente,

    hizo extensiva la condena a Escudo Seguros S.A.

    en los términos del art. 118 de la ley 17.418.

    Fecha de firma: 29/11/2021

    Firmado por: O.L.D.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P. TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.S., PROSECRETARIO LETRADO

    El pronunciamiento fue apelado por la aseguradora, quien expresó sus agravios mediante la presentación digital de fecha 16/9/2021, cuyo traslado no fue contestado.

    Si bien en el apartado “Thema Decidemdum” se agravia de la responsabilidad atribuida, lo cierto es que la ausencia de una crítica concreta y razonada impide considerar que ha sido atacada la decisión adoptada en la instancia anterior en ese aspecto. De ahí que propicie la deserción del recurso intentado en ese sentido (arts. 265 y 266 del Código Procesal) y, en consecuencia,

    declarar firme lo decidido en la sentencia sobre el particular.

    Además, cuestiona la procedencia y cuantía de las indemnizaciones reconocidas en la sentencia de grado.

    Por último, critica la manera en que fueron liquidados los intereses.

  2. El siniestro ocurrió el día 13 de julio de 2018, a las 13:30 hs. aproximadamente,

    sobre la avenida M. del partido de V.L., provincia de Buenos Aires, y fue protagonizado por el vehículo marca Renault,

    modelo Kangoo, dominio EOE 837, conducido por el actor, y el vehículo Iveco, dominio PAZ

    979, cuya titularidad corresponde a la demandada.

  3. Los daños:

    a.- Incapacidad sobreviniente:

    Fecha de firma: 29/11/2021

    Firmado por: O.L.D.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P. TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.S., PROSECRETARIO LETRADO

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA C

    Como se adelantó, el juzgador fijó la suma de $360.000 por este ítem. La apelante solicita se desestime el rubro o, en su defecto, se reduzca considerablemente el monto otorgado por el Sr. Juez a quo.

    Refiere que si bien es cierto que el actor presenta una rectificación de la lordosis cervical, no lo es menos que no se logró

    determinar con documentación médica que dicha sintomatología e incapacidad del 12%,

    determinada por el perito fuese como consecuencia directa del siniestro de autos.

    Por otra parte, habiendo transcurrido casi dos años desde la fecha del siniestro hasta la realización de la pericia, en caso de existir tal cervicalgia, sostiene que el actor se encontraría recuperado sin padecer secuelas de ningún tipo.

    Ante todo, señalo que, desde un punto de vista genérico, la incapacidad puede definirse como “la inhabilidad o impedimento, o bien, la dificultad apreciable en algún grado para el ejercicio de funciones vitales” (Z. de G., M., Resarcimiento de daños,

    H., Buenos Aires, 1996, t. 2a, p. 343).

    Ahora bien, es evidente que esa disminución puede, como todo el resto de los daños considerados desde el punto de vista “naturalístico” (esto es, desde el punto de vista del bien sobre el que recae la lesión;

    vid. B., A.J., "El daño moral y su conexión con las lesiones a la estética, a la Fecha de firma: 29/11/2021

    Firmado por: O.L.D.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P. TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.S., PROSECRETARIO LETRADO

    psique, a la vida de relación y a la persona en general", Revista de Derecho Privado y Comunitario, 1992-1-237 y ss.), tener repercusiones tanto en la esfera patrimonial como en la extrapatrimonial de la víctima. Este último aspecto no puede, en mi opinión,

    subsumirse en la incapacidad sobreviniente,

    sino que se identifica, en todo caso, con el daño moral.

    De modo que el análisis a efectuarse en el presente acápite se circunscribirá a las consecuencias patrimoniales de la incapacidad sobreviniente, partiendo de la premisa según la cual la integridad física no tiene valor económico en sí misma, sino en función de lo que la persona produce o puede producir. Se trata, en última instancia, de un lucro cesante actual o futuro, derivado de las lesiones sufridas por la víctima (P., Ramón D. –

    Vallespinos, C.G., Obligaciones,

    H., Buenos Aires, 2008, t. 4, p. 305)

    Con relación a la cuantificación del perjuicio en examen, corresponde que se analice a la luz de lo dispuesto por el nuevo art. 1746

    del CCyCN, que adopta el método de capital humano. Se determina un capital, de tal modo que sus rentas cubran la disminución de la aptitud del damnificado para realizar actividades productivas o económicamente valorables, y que se agote al término del plazo en que razonablemente pudo continuar realizando actividades.

    Fecha de firma: 29/11/2021

    Firmado por: O.L.D.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P. TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.S., PROSECRETARIO LETRADO

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA C

    Aun cuando la utilización de cálculos matemáticos o tablas actuariales surgieron como una herramienta de orientación para proporcionar mayor objetividad al sistema y,

    por ende, tienden a reflejar de la manera más exacta posible el perjuicio patrimonial experimentado por el damnificado (conf.,

    Acciarri, H., “Fórmulas y herramientas para cuantificar indemnizaciones por incapacidad en el nuevo código”, diario La Ley del 15-7-2015,

    p. 1), existen otra serie de elementos que complementan este método y que permiten al juez mayor flexibilidad para fijar el monto del daño atendiendo a pautas que, aunque concretas,

    reclaman ser interpretadas en cada caso. Se trata, en definitiva, de las denominadas particularidades de cada situación específica que, en muchísimos casos, son insusceptibles de ser encapsuladas dentro de fórmulas ni pueden ser mensuradas dentro de rígidos esquemas aritméticos (SCBA, “.c.C., M.B. s/ daños y perjuicios”, del 11-2-2015, LLBA

    2015 (julio), 651).

    Ahora bien, cabe recordar que es causa jurídica del daño la condición idónea o adecuada para producirlo, acorde con las reglas de probabilidad basadas en la experiencia corriente. La causalidad adecuada no requiere que exista fatalidad o necesidad de las consecuencias del hecho, pero tampoco satisface con la mera posibilidad o eventualidad de que este las haya generado.

    Fecha de firma: 29/11/2021

    Firmado por: O.L.D.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: P. TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.G.S., PROSECRETARIO LETRADO

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR