En la víspera del veredicto, Farré lloró y les pidió perdón a sus hijos

 
EXTRACTO GRATUITO

Era su última oportunidad de hablar en el juicio. Ya habían terminado los alegatos de clausura del Ministerio Público, la querella y la defensa. El juez Esteban Andrejin, integrante del Tribunal Oral N° 2 de San Isidro, a cargo del debate, le preguntó si quería hacer uso de su derecho a decir las últimas palabras antes del veredicto. Entonces, por primera vez, se escuchó la voz de Fernando Farré, acusado de apuñalar 66 veces y de degollar a su esposa, Claudia Schaefer. Leyó una carta que les escribió a sus tres hijos hace 13 meses. "No puedo explicar y justificar lo que sucedió. El desenlace fue imprevisible", sostuvo. Y en otro tramo de la misiva, al borde del llanto, les pidió perdón y les dijo que los quería.

El jurado popular lo escuchaba con atención. Como nunca antes en el debate, Farré se quebró y lloró. En las cinco audiencias anteriores el acusado no había mostrado señales de conmoverse con los detalles del crimen que cometió el 21 de agosto de 2015 en el country Martindale, de Pilar. El día que mostraron las fotos de la autopsia, una jurado lloró y él ni se inmutó.

"No puedo explicar y justificar lo que sucedió. El desenlace fue imprevisible. Me duele saber lo que pasaron. Ya nada será como antes. Daría mi vida para ser yo el que no esté y que ustedes estén con su madre. Me duele seguir viviendo, pero si yo no estoy sería peor para ustedes", leyó Farré en los últimos tramos de la carta a sus hijos Nicole, de 15 años; Tomás, de 13, y Mark, que tiene 11 y es autista.

Farré también les dijo a sus hijos que cuando tengan ganas y quieran pueden ir a visitarlo en la Unidad Penitencia N° 46, de San Martín. El acusado estaba vestido con el mismo traje que usó desde el primer día de juicio. Pero ayer cambió su camisa celeste por una blanca.

Las dos visiones

Cuatro horas y media antes, la audiencia había comenzado con el alegato de las fiscales Carolina Carballido Calatayud y Laura Zyseskind. Pidieron a los jurados que declaren al acusado culpable del delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género. "Farré decidió matar a su mujer, y lo decidió sin un grado de piedad y de la forma más cruel" , sostuvo Carballido Calatayud.

Las fiscales se entrenaron de forma especial para el juicio. No es lo mismo alegar ante tres jueces que ante 12 ciudadanos legos en derecho. Recibieron un "coaching" de parte de Andrea López Pisani y Sergio Misuraca, especialistas en oratoria y juicio por jurados.

"Este señor tenía...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA