Sin visitas ni contacto con sus defendidos: así actúan durante la pandemia los penalistas

 
EXTRACTO GRATUITO

El aislamiento social sanitario, preventivo y obligatorio para intentar disminuir el descontrolado contagio del virus del Covid-19 modificó las rutinas en todas las profesiones y los oficios, aunque la vida sigue adelante y eso obliga a buscar alternativas para cumplir con labores impostergables y urgentes. Pasa con el personal médico, con la policía y los bomberos o con quienes integran los distintos eslabones de la cadena de distribución de alimentos, entre otros. Y también, por supuesto, con los abogados penalistas, que en tiempos de cuarentena ver cómo harán para atender a sus clientes, en especial, a aquellos que, por lo que fuere, terminan presos.Sin presencia física, a menos que sea indispensable. Esa es la consigna por estos días. "Se evita el contacto con los imputados. Al acusado solo se lo puede ver antes de la indagatoria y se lo asesora desde dos o tres metros de distancia", explicó a LA NACION el abogado Hugo Icazati.El 16 de marzo pasado, la Suprema Corte de Justicia bonaerense dispuso asueto en todo el ámbito del Poder Judicial provincial, con suspensión de los términos procesales. El tribunal determinó que durante dicho período la prestación mínima del servicio de justicia se limitará a la atención de asuntos de urgente despacho o que, por su naturaleza, no admitan postergación. El 20, la Corte Suprema de Justicia de la Nación decretó la "feria extraordinaria" con alcance a todos los tribunales federales y nacionales.En los juzgados o fiscalías bonaerenses solo funcionan las dependencias que están de turno y con guardias mínimas. Por tal motivo, la mayoría de los abogados penalistas no tienen actividad.El panorama se repite en ciudad de Buenos Aires, donde hasta ayer a las 15 fueron detenidas o demoradas 5570 personas por quebrantar la cuarentena. En estos casos, los acusados sorprendidos en la vía pública por la Policía de la Ciudad fueron llevados a una seccional, donde se los identificó, se constató que el domicilio que aportaron fuera efectivamente el lugar donde vivían y se los devolvió a sus hogares."Tuve entrevistas con dos personas detenidas por incumplir el aislamiento obligatorio, pero esas charlas fueron después de que llegaron a sus casas. Se concretan por videoconferencia o por Skype; no tuve contacto directo con los acusados. Estos dos imputados fueron notificados de la formación de una causa penal en su contra y la fecha de la indagatoria se fijará cuando se termine con esta situación de emergencia por la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA