'Violencia moral': la jueza María Servini dejó una causa que instruía contra Mauricio Macri porque la criticaron en C5N

 
EXTRACTO GRATUITO

La jueza federal María Servini se inhibió de seguir interviniendo en y a altos exfuncionarios de su Gobierno acusados de haber presionado a Cristóbal López para que vendiera su grupo económico. Argumentó que lo hacía por "violencia moral", porque uno de los periodistas del canal C5N, de propiedad del empresario, le dijo que se dejara "de hinchar las pelotas", que se jubilara, se dedicara "a la jardinería" y que se pusiera "un vivero". La jueza indicó que el periodista cometió discriminación de género y edad, en violación a tratados internacionales.Ahora que la jueza se apartó de la causa, el expediente debe ser sorteado para que otro juez federal siga adelante con la investigación, donde se está realizando efectuadas por Macri en los cuatro años de su gobierno, para determinar si se contactó con López, con su socio Fabián De Sousa o con empresarios, supuestamente contactados para que se quedaran con el negocio que incluye la señal de TV.La decisión de Servini sorprendió a los investigados y a los abogados de los denunciantes, ya que la jueza, merced a su larga experiencia como magistrada, tiene espaldas como para soportar la crítica pública.Servini decidió apartarse del caso luego de que el miércoles pasado el periodista Tomás Méndez, de C5N, emitió un informe sobre esta causa que habían promovido el dueño de la señal y su socio. Allí -dijo Servini- Mendez pronunció "manifestaciones agraviantes y denostativas" sobre la jueza en lo personal, mas allá de las críticas a su labor profesional."Servini deje de romper las pelotas ya, jubílese ¿Cuántos años tiene Servini? ¿Por qué se quiere [quedar]? ¿Ama tanto el laburo, Servini? Póngase una jardinería, póngase un vivero si quiere laburar. Servini, en serio, por primera vez en la vida, a los ochenta y pico de años, póngase un vivero a ver si labura", le dijo al aire el periodista, según transcribió la jueza en su inhibitoria.El canal es de De Sousa y López, presuntos damnificados en la causa de Servini y, el primero, querellante en el expediente donde se investiga a los exfuncionarios de Cambiemos, acusados de presiones y hostigamiento.La jueza dijo que las causales de inhibición deben ser entendidas de manera amplia para preservar la garantía de imparcialidad que deben tener los magistrados ante los sometidos al proceso y los querellantes. Dijo que si bien la "violencia moral" no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA