La violencia metropolitana no se tomó vacaciones: 17 homicidios

 
EXTRACTO GRATUITO

Este año comenzó de la misma forma que terminó 2018, dominado por la violencia urbana. A partir de Navidad, el área metropolitana y el territorio bonaerense se convirtieron en escenarios de hechos de sangre en los que fueron asesinadas 17 personas. Entre las víctimas figura una niña, de cinco años, que falleció al ser herida en la cabeza por una bala perdida, en el partido de Merlo.Hubo, además, episodios violentos, aunque no con ese nivel de agresividad, en zonas que se consideraban de relativa tranquilidad. En , y Montserrat ocurrieron ataques en la vía pública, con tres víctimas que sufrieron lesiones graves.Entre esos casos, está , que fue baleado a quemarropa en Montserrat y perdió la pierna derecha por esa herida.La violencia en el comienzo de 2019 también quedó reflejada en tres delincuentes abatidos cuando intentaron asaltar una casa en Martínez y un comercio de San Fernando.El corolario de estos episodios de violencia urbana lo constituyó el caso de un hombre en Lanús que decidió festejar el Año Nuevo disparando balazos al aire con dos armas de fuego, una en cada mano, en Lanús. El hecho ocurrió una semana después de que Maite, de cinco años, fuese asesinada, en Merlo, con una bala perdida disparada por un vecino que festejaba la Navidad. El autor del homicidio era pareja de una mujer que vive en la misma manzana que la niña y fue detenido.Entre las diecisiete víctimas de homicidios figuran tres policías bonaerenses. Andrés López, de 40 años, fue baleado el 29 de diciembre pasado por un dealer que lo atacó en un predio de Florencio Varela donde funcionaba un puesto de venta de drogas. El suboficial falleció el lunes pasado, luego de agonizar durante nueve días.El martes pasado, a las 6.40, Gisel Varela, agente de la Policía Local de Mar del Plata fue asesinada de tres balazos mientras esperaba, con su uniforme y chaleco antibalas, el colectivo en la parada de Alberti y Lamadrid, a metros de un conocido shopping. El agresor, expareja de la víctima, fue apresado en Miramar.Pocas horas después, en Vicente López, Marcelo Acuña, de 52 años, fue asesinado de tres balazos por un grupo de delincuentes que entraron a robar en la financiera situada en la esquina de Maipú y San Martín. El suboficial que custodiaba el local se identificó como policía y le dispararon. En el tiroteo hubo más de 15 balazos. Algunos de los proyectiles impactaron en la parada del metrobús y en el restaurante situado frente a la financiera.De milagro no ocurrió...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA