Violencia y ancianidad. Perspectiva iusfilosófica

Autor:María I. Dabove
 
EXTRACTO GRATUITO
Dabove, Violencia y ancianidad. Perspectiva iusfilosófica
1
Violencia y ancianidad.
Perspectiva iusfilosófica*
Por María I. Dabove
1. Introducción
La agresión ejercida contra el viejo constituye un tipo particular de violencia
porque opera, fundamentalmente, bajo el móvil del “des-precio”, bajo la pretensión
del no-precio o no-valor que otorga el agresor a su víctima. Quizás por esta razón,
no sea casual encontrar relaciones estrechas entre la violencia y el sistema econó-
mico prevaleciente en nuestra cultura occidental. O bien, entre los diferentes des-
pliegues de la utilidad y los diversos grados y formas en los que se expresa la vio-
lencia. Este desprecio, este intento de no ver (de no a-preciar) al viejo a su vejez y
a la propia, generalmente es tan profundo que provoca múltiples situaciones de
violencia “sutiles”, difíciles de captar sin análisis y reflexión. De allí lo complejo del
tema. De allí que se “escurra” no sólo en la práctica cotidiana sino también en la te-
oría del derecho.
Respecto del viejo, la violencia opera particularmente a través de la manipula-
ción, mecanismo psicológico de control, más que físico. Generalmente, al viejo no se
le pega como a los menores de edad, pero se lo maltrata a través del lenguaje y
de lo que podríamos llamar “la teoría de los hechos consumados”. Así por ejemplo:
1) En el primer caso, se utiliza un lenguaje que responde a diminutivos. Se re-
curre a un lenguaje infantil, a un lenguaje imperativo. O bien, se utiliza un vocabula-
rio ambiguo, entre protector-paternal y controlador
1
. De acuerdo a un estudio reali-
zado por Nandlal y Wood, acerca de lo que los ancianos piensan sobre el concepto
“abuso-violencia”, las definiciones de los participantes hacen mucho hincapié en la
importancia de los modos de uso del lenguaje en estas circunstancias. Así por ejem-
plo, el término abuso aparece siempre estrechamente vinculado con la idea de abu-
so verbal
2
. Generalmente, el lenguaje es considerado abusivo por los efectos y con-
secuencias de las acciones, más que por las palabras en o por su significado
literal. Según estos autores cuatro podrían ser los criterios indicadores de uso abusi-
* Trabajo realizado en base a la disertación efectuada por la autora en el Seminario sobre “vio-
lencia y vida cotidiana”, organizado por la Escuela de Graduados y el Centro de Investigaciones en
Derecho de Menores de la Facultad de Derecho UNR, durante el mes de octubre de 1998. Extraído
del artículo publicado en “Doctrina Judicial”, n° 34, p. 1165 a 1172. Bibliografía recomendada.
1
Al respecto pueden verse los interesantes estudios realizados por: Ryan, Ellen B. - Maclean,
Maryanne - Orange, Joseph B., Inappropriate accomodation in communication to elders; inferences
about nonverbal correlates, “The International Journal of Aging and Human Developm ent: a Journal of
Psychosocial Gerontology”, vol. 39, 4, 1994; Ryan, Ellen B. - Hummert, Mary L. - Boich, Linda H.,
Communication predicaments of aging. Patronizing behavior toward older adults, “Journal of Lan-
guage and Social Psychology”, vol. 14, 1-2, march, 1995; Fox, Susan - Giles, Howard,
Accomodating intergenerational contact: a critique and theoretical model, “Journal of Aging Studies”,
vol. 7, 4, 1993, p. 423 y siguientes.
2
La mayoría de las víctimas mostró reacciones emocionales inmediatamente después del abu-
so. Siete, sobre 36 de las víctimas, experimentaron daños físicos y económicos como consecuencia
del abuso. Más del 70% de las víctimas era capaz, por ellos mismos o con ayuda de otros.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA