Vinculan a empleados de Greppi con los casos Ciccone y Madres

 
EXTRACTO GRATUITO

El caso que envuelve al juez y al subsecretario de Legal y Técnica, Carlos Liuzzi, por un sigue creciendo. Ahora, que trabajaban en la mutual allanada aparecen como ex empleados de empresas mencionadas en los principales escándalos judiciales del kirchnerismo: el caso Ciccone, el de la Fundación Sueños Compartidos y la causa de la "mafia de los medicamentos".La defensa de los policías acusados de pedir coimas durante ese allanamiento denunció -en un escrito al que accedió LA NACION- que el dueño de la mutual de crédito allanada, Guillermo Greppi -amigo de Liuzzi-, montó un entramado societario valiéndose de sus empleados como directivos de empresas para abrir cuentas bancarias y cambiar cheques con beneficios impositivos. Y aseguró que varios de esos empleados trabajaron antes en firmas investigadas en causas en las que está acusado el vicepresidente Amado Boudou, en las que fueron indagados los hermanos Sergio y Pablo Schoklender y el caso donde está acusado el sindicalista José Zanola, por percepción indebida de fondos públicos.Pero la defensa de Greppi rechazó estas acusaciones: dijo que no debe hacerse una lectura suspicaz de estos vínculos y denunció que todo es una operación de la abogada de los policías para "embarrar la cancha" y desviar el objeto de investigación: que un grupo de policías pidió coimas."Se busca desviar el objeto procesal. Acá lo que se investiga es asociación ilícita y exacciones ilegales, y mi cliente es el denunciante", dijo ayer a LA NACION el abogado de Greppi, Carlos Broitman, que pidió que Propyme sea querellante en la causa. Greppi, más enojado, advirtió que las empresas mencionadas no son suyas, excepto Propyme, que las demás son de clientes suyos, que no están eximidas de pagar el impuesto al cheque y que no tiene nada que ver con las firmas donde trabajaron antes sus empleados.La abogada Valeria Corbacho, que defiende a los policías Fabio Ascona y Ángel Castro, pidió no obstante verificar en la causa de Sueños Compartidos -que investigó Oyarbide hasta que se la sacaron por su irregular tramitación- los vínculos de empleados de Greppi con empresas que cambiaron cheques. Corbacho sospecha que el juez ya conocía que Propyme estaba ligada a Greppi, pero que dispuso el allanamiento por error y por eso lo interrumpió. La defensa resaltó que los empleados no mencionaron el vínculo societario que tenían con Greppi y otras empresas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA