Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, 9 de Junio de 2009, expediente 52.002/08

Fecha de Resolución 9 de Junio de 2009

Juicio: “VILLARRUBIA, G.N. c/

Gobierno Nacional s/ Daños y perj”

Expte. n° 52002/08

JUZGADO FEDERAL DE TUC. II

Poder Judicial de la Nación MIGUEL DE TUCUMÁN, 09 de junio de 2009.-

Y VISTO: el recurso de apelación interpuesto por la demandada a fs.

165 autos, y CONSIDERANDO:

Que vienen los presentes autos a estudio del Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por el apoderado de la demandada a fs. 165

de autos, en contra de la sentencia de fecha 09 de junio de 2008 (fs.155/156)

en cuanto resuelve: no hacer lugar a la defensa de caducidad prevista por el art.323 “in fine” procesal opuesta por la demandada; diferir para definitiva excepción de prescripción; no hacer lugar a la excepción de defecto legal opuesta por la accionada, con costas a la parte vencida.

Los agravios de la demandada obran en el memorial de fs. 171/174.

Corrido el pertinente traslado de ley, la actora responde agravios a fs. 178/179,

con lo que, elevados la causa a esta Alzada, ya se encuentra en estado de ser resuelta.

Disiente la apelante en cuanto la sentencia de anterior grado resuelve USO OFICIAL

rechazar la excepción de defecto legal deducida por esa parte, cuando en realidad, la demanda fue interpuesta en términos oscuros o ambiguos que impiden conocer específicamente el objeto de la pretensión, esto es, saber si lo que se pretende es una acción por daños y perjuicios, la reincorporación al empleo, “reubicación” de los actores, una indemnización por despido,

diferencias salariales, inconstitucionalidad, o daños materiales y morales, etc.

Afectando de esta forma -sostiene la apelante-, su legítimo derecho de defensa.

Entrando a examinar las cuestiones debatidas, el Tribunal adelanta su criterio favorable a la confirmación de la sentencia en crisis, ello en mérito a las razones que se expondrán a continuación:

En orden a la excepción de defecto legal -que fuera oportunamente rechazada por el “a-quo”-, cabe señalar, de modo liminar, que es de interpretación restrictiva. En consecuencia, este carácter excepcional de la dispensa, ha de inspirar a quien le corresponda juzgar, en cada caso particular,

la concreta verificación de algunos de los supuestos que la ameritan. De allí

que, en caso de duda, la solución ha de inclinarse por su rechazo.

Esta excepción dilatoria encuentra su fundamento en la necesidad de preservar adecuadamente el derecho de defensa en juicio, de raigambre constitucional, que se vería conculcado si el demandado no conociera elementos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR