Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 3 de Marzo de 2010, expediente 8.669/07

Fecha de Resolución 3 de Marzo de 2010

Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario”

SENTENCIA DEFINITIVA Nº: 97.717 SALA II

Expediente Nro.: 8.669/07 (J.. Nº 18)

AUTOS: "V.L.O. Y OTRO c/ MURESCO S.A. s/

DIFERENCIAS DE SALARIOS"

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, el 3/03/10 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar parcialmente a las pretensiones salariales, e indemnizatorias deducidas en el escrito inicial.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación la parte demandada, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (fs. 677/688). A su vez, la perito contadora cuestionó la regulación de honorarios profesionales efectuada en su favor,

por estimarla reducida.

  1. fundamentar el recurso, la apelante se agravia porque el a quo –a su entender- efectuó una valoración arbitraria de la prueba documental y pericial contable, y partiendo de esas premisas –las cuales considera erróneas- la condenó al pago de diferencias salariales. Agrega que, de la pericial contable surge,

en primer término, que los actores percibieron los incrementos salariales reclamados en el inicio; y, por otra parte, que la empleadora cumplió ampliamente con lo dispuesto por el art. 112 de la LCT, en tanto abonó a los accionantes un salario superior al establecido por el CCT 130/75. A su vez cuestiona que el a quo haya hecho lugar a la suma de $ 20.000 en concepto de “daño por contratación de terceros”, con fundamento en que la demandada no ensayó en el responde una defensa vinculada al déficit que habrían sufrido los accionantes en su remuneración. Señala al respecto que tal afirmación del sentenciante de grado –a su entender- resulta errónea y que en el acápite Liquidación (y a tal fin transcribe las partes pertinentes de la réplica), expuso que el reclamo carecía de indicación precisa y no daba cumplimiento con lo dispuesto por el art. 65 de la LO.

E.. N.. 8.669/07 1

Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario”

Los términos de los agravios imponen memorar que, se encuentran contestes las partes en que, V. y B., realizaban para la demanda trabajo a “destajo”; y, por otra parte, no está cuestionada, la conclusión del a quo con relación a que los actores revestían la categoría de auxiliar especializado B del CCT

130/75, por lo que llega firme a esta Alzada.

Ahora bien, se agravia la parte demandada por la condena al pago de diferencias salariales por incumplimiento del Acta 192/05, el acuerdo salarial del 17/04/06 y de las diferencias por asignación complementaria –en obvia alusión al adicional establecido por el art. 40 del CCT 130/75-.

L. cabe señalar que, si bien esta S. a través del voto de mi distinguida colega Dra. G.A.G. en autos “V.P.F. c/ Muresco SA s/ diferencias de salarios” (S.D. Nº 96.968 del 18/8/09 del Registro de esta Sala) –a cuyos términos adherí-, confirmó la decisión de primera instancia que había admitido la existencia de diferencias por los conceptos sub–

USO OFICIAL

examine, tal decisión estuvo basada en que, en dicha causa, la demandada no había acreditado que, efectivamente, se hubiera dado cumplimiento con los aumentos dispuestos por el Acta 192/05 y Acuerdo 17/4/06. En el caso de autos, en cambio, se verifica una situación parcialmente diferente porque las pruebas producidas en este expediente, revelan que, salvo en los meses de agosto/06, noviembre/06 y febrero/07

y sólo respecto de V., en los restantes períodos, no existen diferencias adeudadas por los incrementos previstos en tales actas.

L., cabe señalar que en el caso de autos, el juez a quo condenó a la demandada al pago de las diferencias salariales correspondientes a los aumentos dispuestos por el Acta 192/05 –que entró en vigencia en julio del 2005

(ver fs. 12 vta.) y el Acuerdo del 17/04/06 –que entró en vigencia a partir de abril de 2006 en forma escalonada (ver fs. 13). De lo expuesto se desprende que el período por el cual fueron viabilizadas en la instancia anterior las diferencias salariales que suscitan los agravios, es el que va desde el mes de julio/05 hasta la interposición de la demanda en setiembre de 2007 –inclusive-. Ahora bien, los términos de los agravios imponen señalar que el perito contador informó que “los salarios percibidos por los actores según las liquidaciones verificadas son superiores al sueldo total del convenio para operario mensualizado “categoría auxiliar especializado” (ver fs. 345 vta. punto I); y, estimo que, con la salvedad que luego se verá (respecto del coactor V., tal es lo que ha ocurrido en la mayoría de los meses involucrados en el reclamo de V. y en todos los meses que corresponden al reclamo de Bravo.

Como se desprende de lo informado por el experto en el punto 9 de fs. 340, V. ingresó el 1/08/91 y Bravo el 2/01/92 –es decir, 6 meses después que el primero-, y ambos revisten igual categoría –auxiliar especializado B-.

E.. N.. 8.669/07 2

Poder Judicial de la Nación “Año del Bicentenario”

Con el fin de comparar lo percibido por los coactores en cada período y los básicos de convenio incrementados por el Acta 192/05 y el Acuerdo del 17/4/06, consideraré en ambos casos la antigüedad de V., que es la mayor. Por otra parte, cabe aclarar que la comparación que llevaré a cabo se efectuará entre las escalas salariales acompañadas con el informe del Sindicato de Empleados de Comercio a fs. 276/278

(correspondientes a julio/05, agosto/05 y diciembre/06), y los valores remuneratorios efectivamente percibidos según lo informado a fs. 336/337 en la prueba pericial contable. Creo pertinente señalar aquí que de las escalas acompañadas por el sindicato a fs. 275/278, se desprende claramente que, en los valores básicos que allí se establecen, se encuentran incluídos los incrementos previstos en el Acta 192/05 y Acta 17/04/06 a partir sus respectivas fechas de entrada en vigencia. Ahora bien, de la pericia contable (ver copia de los registros de sueldos y jornales obrantes a fs.

336/337) –así como de los recibos de sueldos obrantes en los Anexos Nº 389 y Nº

458-, surge que, durante el período respecto del cual se admitieron diferencias en la USO OFICIAL

instancia anterior (es decir, desde julio/05 en adelante) y salvo V. en los meses de agosto/06, noviembre/06 y febrero/07, los actores percibieron una remuneración total superior a los básicos de convenio que informó el Sindicato de Empleados de Comercio a fs. 276/278 que, reitero, incluyen la consideración de los incrementos dispuestos en el Acta y Acuerdo mencionados.

Según la escala vigente al mes de julio de 2005 –que, tal como señalé precedentemente, incluye el incremento previsto en el Acta 192/05-, el salario básico de convenio correspondiente a un auxiliar especializado B con 13 años de antigüedad, ascendía a la suma de $ 890,53; y, en dicho período, V. percibió

la suma de $ 1.225,18, y Bravo la suma de $ 1.659,63, es decir, en ambos casos, una suma superior al básico de convenio vigente incrementado por el Acta 192/05. El salario básico de convenio correspondiente a un auxiliar especializado B con 14 años de antigüedad –que es el caso de V. pero que, como señalé, por razones prácticas consideraré para los dos accionantes, dado que era el que mayor antigüedad tenía-, desde agosto/05...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR