Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 3 de Julio de 2020, expediente CNT 059246/2014/CA001

Fecha de Resolución 3 de Julio de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. CAUSA NRO. 59246/2014

AUTOS: “V., R.F. c/ Galeno ART S.A. s/ Accidente – Ley Especial”

JUZGADO NRO. 70 SALA

I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 3 días del mes de JULIO

de 2.020, reunida la S. Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo,

resuelve -en primer lugar- habilitar días y horas inhábiles del día de la fecha exclusivamente a los fines del dictado de la presente sentencia, con fundamento en la Acordada Nº 14/2020 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (v. Anexo I puntos IV.2 y IV.3; v. Resolución Nº 26 de esta Cámara).

Seguidamente, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.M.C.H. dijo:

  1. La sentencia de fs. 192/196 es apelada por la demandada a tenor del recurso interpuesto a fs. 197/198, y por el actor a fs. 200/203.

    Además, la representación letrada de este último apela sus honorarios, por considerarlos reducidos (fs.203 vta.).

  2. Tengo presente que el Sr. V. inició la demanda contra Galeno ART

    S.A. por la minusvalía derivada del accidente laboral que sufrió el día 01/09/2013.

    Alegó que en tal fecha, al estar operando una máquina se cortó el tercer dedo de la mano izquierda. Relató que fue intervenido quirúrgicamente en dos oportunidades: en primer término en el Hospital Eva Perón (tenorrafia) y luego, en el Sanatorio Dupuytren por síndrome de túnel carpiano izquierdo (neurolisis), por cuenta y orden de la ART

    demandada. Finalmente, señaló que le indicaron sesiones de kinesiología y que le otorgaron el alta médica con fecha 15/05/2014. Sostuvo que a causa del infortunio descripto padecía secuelas incapacitantes en el orden del 35% de la total obrera (fs. 5/6 y vta.).

    De su lado, la demandada reconoció el contrato de afiliación celebrado con la empleadora del actor, admitió que recibió la denuncia del siniestro descripto y que otorgó las prestaciones correspondientes hasta la fecha en la que se dispuso el alta médica (fs. 34 vta. y 35).

    Fecha de firma: 03/07/2020

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA

  3. La sentenciante de grado hizo lugar a la pretensión con fundamento en el informe médico obrante a fs. 88/90 y 101/102 -y sus respectivas impugnaciones y aclaraciones- y en el peritaje psicológico de fs. 163/177. Con estos elementos de juicio,

    determinó la incapacidad psicofísica del actor en el 37% de la T.O.

    Este último se queja porque la a-quo no consideró la minusvalía en su salud mental, tal como la había determinado la licenciada en psicología y porque se establecieron los intereses a partir de la fecha del alta médica.

    Por otra parte, la demandada se agravia porque -según postula- la Sra. Jueza de primera instancia aplicó el piso mínimo establecido en la resolución SSS Nº 3/2014

    cuando correspondía emplear el piso mínimo previsto en la norma vigente al momento del accidente (resolución SSS Nº 34/13)

  4. Comenzaré por dar tratamiento al agravio del actor referido al grado de minusvalía psicológica adoptado en la anterior instancia.

    Ante todo, no puedo soslayar que el perito médico, D.R.,

    especialista en psiquiatría informó que “todas las funciones psíquicas del actor son normales” y “no presenta ninguna incapacidad psíquica” (fs. 115). Sin perjuicio de ello, observo que luego de reiteradas impugnaciones a tal informe se designó una perito psicóloga, quien emitió su dictamen a fs. 163/177.

    En esta experticia, la licenciada concluyó que el actor padece un cuadro de reacción vivencial anormal neurótica grado II y le atribuyó a ello un 15% de incapacidad (fs.175). La sentenciante de grado, con fundamento en el decreto 659/96, estableció el porcentaje de minusvalía por la mencionada patología en el 10% de la T.O.

    Coincido con la decisión de la a-quo, pues el baremo de ley establece: “…

    [s]erán consideradas para su evaluación como REACCIONES VIVENCIALES

    ANORMALES comentadas a continuación… Grado

  5. Definición: Se acentúan los rasgos de la personalidad de base, no presentan alteraciones en el pensamiento,

    concentración o memoria. Necesitan a veces algún tipo de tratamiento medicamentoso o psicoterapéutico. INCAPACIDAD: 10 %” (énfasis agregado). Es decir, que el porcentaje de incapacidad que el decreto 659/96 otorga a la afección determinada por la profesional es del 10% y no del 15%, como fue infundadamente establecido en el peritaje.

    Con respecto a este punto, debo remarcar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se ha expedido en fecha reciente y descalificó una sentencia que había considerado que el baremo de ley era una “tabla meramente indicativa”. Así sostuvo que “… el legislador también dispuso que las incapacidades deben ser determinadas por la autoridad administrativa o judicial a la que le corresponda intervenir con arreglo a una misma tabla de evaluación. Esto último con el declarado propósito de garantizar que los damnificados siempre recibirán un tratamiento igualitario, es decir, que sus Fecha de firma: 03/07/2020

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    SALA I

    incapacidades serán apreciadas, tanto en sede administrativa como judicial, aplicando criterios de evaluación uniformes previamente establecidos y no con arreglo a pautas discrecionales…”(“L., D.M. c/ Asociart ART S.A. s/ accidente-ley especial”, sentencia del 12/11/2019, criterio reiterado aún más recientemente en la causa “Ferro, S.A. c/ Asociart S.A. ART s/ accidente- ley especial” del 06/02/2020).

    Por todo lo expuesto, propicio rechazar el agravio del actor y confirmar la sentencia apelada sobre este aspecto.

  6. Por razones que se vinculan con la secuencia lógica del pronunciamiento,

    trataré a continuación el agravio de la demandada, vinculado a la aplicación de la resolución SSS Nº 3/2014.

    La apelante sostiene que la a-quo debió considerar el piso mínimo establecido en la resolución 34/2013, imperante al momento del accidente (01/09/2013).

    En este sentido, le asiste razón a la accionada, pues la vigencia de la mencionada resolución se extiende entre el 01/09/2013 y el 28/02/2014, período en el que ocurrió el infortunio de autos -cuestión que ha arribado firme a esta instancia (ver fs.

    196, 2º párr.) y el que debe ser...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR