La villa 31, en la mira: pedradas en la Illia y más cortes de vías

 
EXTRACTO GRATUITO

Habitantes de la villa 31 fueron protagonistas ayer de dos episodios conflictivos: cerca de las 14, dos personas de larga distancia en la bajada de la autopista Illia, y una pasajera debió ser asistida por una crisis nerviosa. Más tarde, entre las 18 y las 19, unas veinte personas cortaron las vías del ferrocarril Belgrano Norte, en la estación Saldías. Esta última medida fue por una puja interna por el control del servicio de una línea de colectivos ilegal que circula en las calles internas de la villa.La Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) denunció que cerca de las 14 un ómnibus de larga distancia proveniente de la provincia de Córdoba fue atacado a pedradas en la bajada de la autopista hacia Ramón Castillo, cuando se dirigía hacia la terminal de ómnibus de Retiro.La unidad 3121 de la empresa General Urquiza sufrió la rotura del vidrio frontal superior y de dos vidrios inferiores. "Afortunadamente, ningún pasajero resultó herido, a excepción de una mujer que debió ser atendida en la guardia de la terminal por un ataque de nervios. Minutos después, decidió retirarse por su cuenta", indicaron desde la Celadi. Uno de los vidrios fue roto por un candado utilizado como proyectil.El ómnibus averiado fue retirado del servicio. "Este lamentable hecho se suma a una serie de episodios sucedidos en este y otros puntos del país que ponen en serio riesgo la vida de nuestros pasajeros, por lo que exigimos que se tomen medidas de fondo para revertir prontamente esta situación", indicó Gustavo Gaona, responsable de comunicación de la Celadi.Según este organismo, tanto en 2012 como el año pasado los 2700 ómnibus que pertenecen a esta cámara sufrieron cerca de 350 apedradas por año, casi un hecho violento por día. "Es importante que se tomen medidas de seguridad con urgencia, porque situaciones como éstas no se pueden repetir. Hay que aclarar que varias personas perdieron la vida por agresiones de esta naturaleza."Hace una semana, dos automovilistas que circulaban por la autopista Illia sufrieron un intento de asalto con una modalidad que se viene repitiendo en el lugar. Según denunciaron, les arrojaron piedras para obligarlos a frenar y así robarles, aunque ninguno de ellos detuvo la marcha.Leandro Gaich, una de las víctimas, contó: "Se vino un hombre de frente, aceleré, lo esquivé y me tiró un ladrillo. Pensé que era un arma. Supuse que no estaba solo y que me podían hacer algo, yo estaba acompañado por mi novia. Por eso aceleré y lo esquivé".Unos días...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA