Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 23 de Marzo de 2011, expediente 12.065/09

Fecha de Resolución23 de Marzo de 2011

Poder Judicial de la Nación Causa Nº 12.065/09

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 86486 CAUSA Nº 12.065/09

AUTOS: "V.N.G. C/ TIRIBELLI JUAN MANUEL S/ DESPIDO"

JUZGADO Nº 17 SALA PRIMERA

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 23 días del mes de marzo de 2011, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe y de acuerdo a la correspondiente desinsaculación se procede a votar en el siguiente orden:

El D.V. dijo:

I)- Contra la sentencia de fs.233/235 apela la parte actora,

presentando su memorial a fs.238/243.

II)- La actora se queja porque se desestimó su reclamo dirigido al cobro de las indemnizaciones derivadas del despido indirecto en el que se colocara, como consecuencia del desconocimiento de la relación laboral que dice haber mantenido con el demandado, a quien señala como la persona encargada de la explotación del bar ubicado en la sede L. de la Universidad Tecnológica Nacional.

Insiste en que las declaraciones testimoniales por ella propuestas revelan que prestó

servicios como cajera en ese establecimiento y que lo hizo a las órdenes del demandado T..

III)- Memoro que V. sostuvo en el inicio que se desempeñó desde septiembre de 2006 en calidad de cajera, en el bar que funciona en la sede L. de la Universidad Tecnológica Nacional, que percibía sus haberes en forma totalmente clandestina, y que lo hizo hasta el mes de Diciembre de 2008, cuando comenzó el intercambio telegráfico a raíz del cual se considerara despedida, por negativa de tareas y desconocimiento del vínculo laboral invocado. El demandado, a su turno, luego de negar las circunstancias alegadas por la actora, explicó que desde el año 2006 se desempeña como Secretario de Asuntos Universitarios de la entidad académica antes individualizada (lo hacía desde 2002 como Secretario de Asuntos Estudiantiles), con dedicación exclusiva, que era funcionario público y que jamás tuvo explotación comercial alguna (ver responde a fs.25 y sgtes.).

Así las cosas, se hallaba a cargo de la parte actora acreditar que prestó servicios dependientes a las órdenes del demandado T., y esta última circunstancia, en cuanto a la ausencia de elementos de convicción –a criterio de la Juez “a quo”- ha sido el sustento del rechazo de la demanda. En efecto, la sentenciante de grado explicó, luego de examinar los elementos probatorios arrimados por ambas partes a la causa, que los testimonios aportados por el demandado confirman su desempeño...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba